Público
Público

Hallan un cadáver a 80 kilómetros del lugar del naufragio en México

Los servicios de emergencia aún no han confirmado si se trata del último desaparecido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los servicios de emergencia mexicanos han recibido el aviso del hallazgo de un cadáver cerca del río Gallinas, a unos 80 kilómetros de donde ocurrió el accidente de una balsa que naufragó, en el estado mexicano de San Luis de Potosí.

Según el director de Protección Civil del Estado, Gerardo Cabrera Olivo, han recibido el aviso tras reemprender a las 7 horas (hora local) la búsqueda de Francesc Espasa, el catalán que todavía sigue desaparecido tras el accidente mortal.

Hasta que no lleguen al lugar donde se ha avistado el cadáver, todavía más lejos de donde encontraron a los cadáveres de dos de las chicas, Núria Terrades e Irene Carbó, cerca de Tamuín, no podrán determinar si se trata del último de los desaparecidos en el accidente.

Cabrera ha puntualizado que tardarán en identificarlo puesto que sus familiares no se han trasladado a la zona, por lo que prevén confirmar su identidad si hallan alguna pertenencia o indicio, y si el cuerpo tiene la misma estatura (1,90 metros).

El cónsul honorario español en el estado de Tamaulipas, José Luis Ortega, ha explicado que los familiares de las tres víctimas (las hermanas Núria y Neus Terrades e Irene Carbó) ya están en la capital para tomar un vuelo de regreso a España. Cogerán hoy el avión con lo que previsiblemente llegarán a España este miércoles, mientras que la repatriación de los cadáveres puede tardar un poco más, aunque también podrían llegar entre este miércoles y este jueves.

Los familiares visitaron este lunes la zona donde ocurrió el accidente en el que los seis españoles intentaron cruzar en barca el río Gallinas para visitar la cascada Tamul, de los que de momento solo dos se han salvado y ya están en España. Los otros cuatro jóvenes desaparecieron después de que una fuerte corriente hizo que volcara la embarcación.

Los dos detenidos en relación a estos hechos, el barquero y el guía de los jóvenes, han ingresado en prisión por orden del juez. Son dos ciudadanos mexicanos: Miguel Maldonado, de 63 años, presunto propietario de la embarcación accidentada, y Jaime Gómez, de 25, a los que se acusa del delito de homicidio imprudente.