Público
Público

Hallan otro cargador de AK-47 en la basura cerca de la casa donde vivían los yihadistas detenidos en Madrid

Mientras continúan los registros, el ministro del Interior destaca que no disponen de "ningún indicio concreto" de que puede haber un atentado yihadista en España.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fotografías facilitadas por la Policía Nacional de la detención de uno de los dos supuesos yihadistas y de munición destinada a armas cortas y a metralletas kalashnikov encontradas en un registro posterior, hoy en la periferia de Madrid. /EFE

MADRID.- Los investigadores han hallado otro cargador de fusil kalashnikov AK-47 en un contenedor cercano a la vivienda de los dos supuestos yihadistas detenidos ayer en Madrid por la Policía Nacional. Así lo han manifestado fuentes de la lucha antiterrorista, que han señalado que este cargador fue hallado ayer gracias a la colaboración ciudadana y tras las batidas de unidades policiales en la zona.

El cargador estaba dentro de una funda de fusil AK-47, han añadido las mismas fuentes, que han indicado que hoy se han seguido haciendo registros relacionados con los detenidos y con personas vinculadas a ellos. De todos modos y en relación a las últimas operaciones, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha destacado hoy que las fuerzas de seguridad no disponen de "ningún indicio concreto" de que puede haber un atentado yihadista en España.

"Lo que me transmite la Policía Nacional y la Guardia Civil es que no tenemos ningún indicio concreto que nos pueda hacer pensar en un atentado en España", ha enfatizado tras visitar la sede central de Protección Civil y Emergencias. Los dos jóvenes detenidos ayer, de entre 18 y 25 años, pasarán mañana a disposición del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que les tomará declaración y decidirá sobre su puesta en libertad o su ingreso en prisión provisional.

Según las fuentes, ambos -uno de ellos de padre gambiano- se habían radicalizado en Madrid y responden a un perfil "extremadamente peligroso", según fuentes policiales. En la operación de la Brigada provincial de Información de Madrid que llevó a su detención, la Policía halló cuatro cargadores, a los que se suma el encontrado después, y más de una treintena de cartuchos.

Se trata de la primera intervención antiyihadista en España en la que se incauta munición igual a la empleada por los terroristas en los últimos atentados en Europa, como los perpetrados en Bruselas en marzo o los cometidos el pasado año en París, tanto en la revista satírica Charlie Hebdo como en la discoteca Bataclán. Los detenidos empleaban una cabaña situada en un barrio situado a las afueras de la ciudad, cerca de la autovía de Valencia (A3) y de muy difícil acceso, como punto de reunión con otros presuntos yihadistas.