Público
Público

Hallan un cuerpo calcinado en casa del asesino de los bomberos de Nueva York

La Policía sospecha que la víctima es la hermana del criminal, con quien convivía. William Spengler, de 62 años, mató en 1980 a su abuela, por lo que cumplió 17 años de prisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía ha hallado en casa de William Spengler, el exconvicto que asesinó este lunes a dos bomberos en Webster (Nueva York), un cuerpo calcinado que creen que es el de Cheryl Spengler, su hermana y con quien vivía.  Previamente al hallazgo, las autoridades habían informado de que esta mujer estaba desaparecida.

El hombre que mató a dos bomberos e hirió a otros dos en un tiroteo este lunes antes de suicidarse dejó una nota escrita en la que hablaba de quemar el barrio y 'matar a gente', según informó este martes la policía.

El jefe de la policía de Webster, Gerald Pickering, explicó a la prensa que William Spengler, de 62 años, dejó una nota escrita en la que decía que quería quemar el barrio y hacer lo que mejor sabía, 'matar gente'.

Spengler pasó 17 años en prisión por el asesinato de su abuela en 1980.

Provisto de tres armas, Spengler prendió fuego este lunes a su vivienda en Webster, una pequeña localidad del norte del estado de Nueva York. Cuando los bomberos llegaron el exconvicto empezó a disparar y mató a dos de ellos, dejando a otros dos heridos antes de quitarse la vida.

Este tiroteo tuvo lugar solo unos días después de la matanza perpetrada el pasado 14 de diciembre por Adam Lanza, quien tras asesinar a su madre en casa se dirigió armado a la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde mató a 20 niños y 6 adultos antes de quitarse la vida.

El presidente de EEUU, Barack Obama, se ha comprometido a trabajar para prohibir la venta y posesión de armas de tipo militar y cargadores largos. Por su parte, la Asociación Nacional del Rifle aseguró este fin de semana a través de su vicepresidente, Wayne LaPierre, que las medidas de control de armas como la prohibición de las de asalto no impedirán matanzas como la sucedida en Connecticut.