Publicado: 02.08.2014 09:06 |Actualizado: 02.08.2014 09:06

Hamás niega haber capturado al militar israelí desaparecido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El brazo armado de Hamás, las Brigadas de Azedím al Kasam, negó hoy que sus milicianos hayan capturado en la víspera a un soldado israelí durante un combate en la zona de Rafah, en el sur de Gaza. "No sabemos nada sobre un soldado desaparecido, o cuáles son las circunstancias de la desaparición", aseguró el grupo a través de un comunicado difundido entre los periodistas.

El Ejército israelí anunció ayer que uno de sus soldados podría haber sido capturado en las proximidades de la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza. Según las mismas fuentes, tropas israelíes fueron atacadas una hora después de la entrada en vigor de la tregua humanitaria de 72 horas aceptada por las partes en conflicto, que se iniciaba a las 8:00 horas (5:00 GMT).

Hamás: "Asumiendo que lograron secuestrar al soldado en combate, creemos que él también murió en el incidente"  Milicianos palestinos salieron de un túnel y atacaron por sorpresa a los soldados en esta región próxima a la frontera con Egito, según Israel. Dos uniformados murieron en el asalto, apuntó el Ejército israelí, que informó de las sospechas de la captura de un tercero, identificado como Hadar Goldin, de 23 años, miembro de la Brigada Givati y oriundo de la población de Kfar Saba.

En un comunicado, Hamás dijo que no tiene contacto con los militantes que estaban operando en la zona del sur de la Franja de Gaza donde Israel dijo que Goldin desapareció y destacó que el teniente segundo podría estar muerto. "Hemos perdido contacto con el grupo que tomó parte en la emboscada y creemos que todos murieron en el bombardeo (israelí). Asumiendo que lograron secuestrar al soldado en combate, creemos que él también murió en el incidente", destacó el comunicado.

Así, el movimiento islamista negó tener conocimiento de la captura del soldado, y varios dirigentes, entre ellos el miembro del buró político de Hamás en Líbano, Osama Hamdán, han acusado a Israel de emplear la supuesta captura del soldado para "justificar sus agresiones contra el pueblo palestino".

El portavoz de Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, dijo en una nota de prensa que "la declaración de la ocupación israelí de que uno de sus soldados ha sido capturado tiene el objeto de confundir a la opinión pública y justificar la violación del alto el fuego humanitario".

Entre tanto,  alrededor de 160 palestinos murieron en la Franja entre el viernes y el sábado, una vez rota —apenas dos horas después de que entrara en vigor— la tregua de tres días pactada entre Hamás y el Gobierno de Netanyahu a instancias de la ONU y EEUU.

El portavoz de Hamás en Gaza: "Israel quiere confundir a la opinión pública para justificar la violación del alto el fuego"

En los últimos ataques han muerto siete palestinos, entre ellos tres niños, en las operaciones militares del Ejército israelí en distintos puntos de la franja. Ashraf Al Qidra, portavoz del ministerio de Sanidad, dijo que cuatro palestinos, entre ellos los tres menores, murieron en un ataque aéreo contra una casa en el campo de refugiados de Nuseirat, en el centro de la Franja. Otros tres murieron a lo largo de la jornada en la ciudad de Rafah, donde el Ejército israelí busca al soldado desaparecido.

Con ellos ya se eleva a 1.674 el número de muertos y a 8.750 los heridos desde el inicio de la operación militar israelí el pasado 8 de julio, informaron fuentes médicas. Ashraf Al Qedra, el portavoz del Ministerio de Sanidad, repitió, una vez más durante el desarrollo de la ofensiva, que dos terceras partes de las víctimas son civiles, incluidos niños, mujeres y ancianos.

Las operaciones israelíes sobre la Franja se intensificaron durante la pasada noche y a primera hora de hoy, especialmente en la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja, en la búsqueda del soldado israelí que, según su Ejército, fue capturado el viernes por la mañana en la zona. Hamás, por su parte, ha negado haberle secuestrado, aunque cree que podría haber muerto en una emboscada.

Efectivos de la policía palestina aseguran que los aviones de guerra y los carros de combate israelíes atacaron con intensidad viviendas y edificios a lo largo y ancho del reducido enclave costero. Los residentes de la Franja relataron vivir una noche "horrible" entre el sonido constante de los drones y las bombas.