Publicado: 07.08.2014 23:33 |Actualizado: 07.08.2014 23:33

Hamás no acepta una tregua en la que Israel siga asfixiando Gaza por mar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las 'Brigadas de Azedím Al Kasam', el brazo armado de Hamás, dijeron hoy que no aceptarán una ampliación del alto el fuego en las negociaciones que una delegación palestina mantiene en El Cairo con Israel a menos que se garantice la construcción de un puerto marítimo en Gaza, entre otras condiciones.

"No aceptaremos poner fin a esta batalla sin detener la agresión, levantar el bloqueo y, la demanda más importante, construir un puerto marítimo para Gaza, y no aceptaremos menos que esto", afirmó un portavoz de las Brigadas en un discurso televisado hoy.

"Pedimos al equipo negociador que no extienda el actual alto el fuego hasta que se cumplan nuestras demandas, especialmente la construcción de un puerto marítimo. Pedimos a los equipos negociadores que se retiren si sus exigencias y términos no son respetados", agregó el portavoz.

También dijo que Israel ha mostrado su derrota tras la decisión de sacar sus tropas de la Franja de Gaza. "Hemos dado espacio a las negociaciones para conseguir las peticiones de la resistencia palestina y traer a nuestro pueblo una vida mejor con dignidad. Estamos preparados para retomar la batalla de nuevo", añadió.

Según el portavoz, Israel tiene dos opciones. La primera de ellas, "embarcarse en una guerra a largo plazo de desgaste, donde la vida de Israel será completamente paralizada, la economía decaerá y el aeropuerto dejará de recibir o emitir vuelos durante varios meses".

Y la segunda, "retomar la invasión terrestre", agregó.

Israelíes y palestinos entran en su tercer y último día de tregua acordada con Egipto para negociar una salida al conflicto armado en Gaza, a la espera de que sus gobiernos acepten una nueva prórroga en el cese de las hostilidades.

El alto el fuego, respetado hasta ahora de forma estricta por ambas partes, finalizará mañana, viernes, a las 08.00 locales (05.00 GMT) tras su entrada en vigor el martes a primera hora a petición de Egipto.

Por u parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó hoy que considera "inevitable" que haya víctimas civiles en la actual ofensiva contra Hamás en Gaza, pero responsabilizó de esas muertes al movimiento islamista.

"Lamentamos cada víctima civil, pero son responsabilidad de Hamás, que lanza cohetes contra nuestras ciudades (...) y lo hace desde lugares donde hay civiles: hospitales, escuelas, mezquitas", indicó Netanyahu en una entrevista concedida a la cadena francesa "i-Télé".

Para Netanyahu, Hamás comete un doble crimen de guerra, al "apuntar contra civiles y esconderse detrás de ellos", y esperar además "que el mundo condene a Israel por haber lanzado esa intervención legítima de autodefensa", en alusión a la operación "Margen protector", que comenzó el pasado 8 de julio.

Los últimos datos de Naciones Unidas apuntan que desde que comenzó la ofensiva israelí en Gaza han muerto 1.843 palestinos, de los que el 85 por ciento eran civiles, mientras que del lado israelí han fallecido 64 soldados y dos civiles.