Publicado: 08.07.2014 23:56 |Actualizado: 08.07.2014 23:56

Hamás responde a Israel lanzando 30 cohetes desde Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de una treintena de cohetes han sido lanzados en la última hora desde Gaza contra Israel, algunos hasta lugares tan alejados de la franja como Jerusalén, en cuyo área metropolitana uno impactó y causó daños en una vivienda, pero no víctimas.

Testigos informaron de que el proyectil, que hizo que las sirenas se activaran por primera vez desde que hoy Israel emprendiera una ofensiva contra el movimiento islamista Hamás en Gaza, impactó en el área de Mateh Yehuda, una zona montañosa al oeste de la ciudad.

Se han registrado daños materiales, pero no víctimas humanasLa prensa israelí indica que un segundo cohete cayó en un descampado cercano a Pisgat Zeev, un barrio colonial judío en Jerusalén Este.

Esta tarde, el Ayuntamiento de la ciudad había tomado la decisión de empezar a abrir los refugios antiaéreos ante la posibilidad de que los milicianos palestinos, en particular el grupo Hamás, pudiera utilizar cohetes de mayor alcance.

En un comunicado posterior, el movimiento islamista admitió que había lanzado cuatro cohetes clase M75 contra Jerusalén, noticia que no ha sido confirmada ni desmentida por otras fuentes.

En la ciudad santa mucha gente duerme en los refugios, mientras que algunos se han atrevido a contemplar el partido del Mundial de Brasil en las terrazas del centro.

Las alarmas antiaéreas también se han escuchado durante esta tarde-noche en Tel Aviv, en cuyo área metropolitana el escudo antimisiles Iron Dome (Cúpula de Hierro) interceptó al menos un proyectil, y en localidades aledañas como Rishom Leziyon, a más de 75 kilómetros de Gaza.

Poco después de la andana, las Brigadas Azedim Al Kasem, brazo armado de Hamás, aseguró que había lanzado cohetes contra la ciudad de Haifa, en la costa norte de Israel, a más de 150 kilómetros del norte de Gaza.

En un comunicado, el grupo aseguró que utilizó cohetes clase R160 de fabricación casera y que también lanzó proyectiles contra ciudades del centro de Israel.

Los ataques de Israel ya se han cobrado 18 vidas

Asimismo, asumió el lanzamiento de cuatro cohetes clase M75 contra Tel Aviv, 38 contra el puerto de Ashdod, en la costa mediterránea, y diez contra el kibutz vecino de Zikim, además de los cuatro de Jerusalén, pero estas informaciones no han sido confirmadas ni desmentidas por fuentes israelíes.

El Ejército israelí inició este martes una operación militar contra Hamás en Gaza, que prevé "larga e intensa" y que en sus primeras horas causó la muerte a 18 personas, muchas de ellas de ellas civiles.

Esta misma tarde, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, confirmó que ha ordenado "un incremento significativo de las operaciones contra Hamás" en Gaza y que la operación militar "llevará tiempo".

Al inicio del gabinete de Seguridad, Netanyahu acusó a Hamás de cobardía por ocultar supuestamente las lanzaderas de cohetes en zonas civiles y le responsabilizó de las víctimas colaterales que se puedan producir.

"En días pasados, terroristas de Hamás han lanzado decenas de cohetes contra civiles israelíes. Ningún país puede vivir bajo esta amenaza ni aceptar esta amenaza. No toleraremos que lancen misiles contra nuestras ciudades", advirtió.

Subrayó que "Israel ataca objetivos terroristas de Hamás y no a inocentes civiles. Por el contrario, Hamás ataca a civiles israelíes, mientras se esconde entre los civiles palestinos. Suya es toda la responsabilidad de todo el daño que sufran tanto los civiles palestinos como los israelíes".

Netanyahu: De Hamás "es toda la responsabilidad de todo el daño que sufran tanto los civiles palestinos como los israelíes"

Las Brigadas Azedim al Kasem respondieron, por su parte, que continuarán con sus operaciones hasta alcanzar sus objetivos y que están preparadas para ampliar e intensificar sus operaciones, que hoy incluyeron un intento de infiltración en territorio de Israel a través del mar.

Un comando intentó llegar a una base cercana al puerto de Ashdod, pero fue interceptado por una fuerza de elite israelí que mató en una escaramuza a sus cinco integrantes, explicó el Ejército.

En una intervención televisada, un hombre encapuchado aseguró que el grupo seguirá combatiendo "hasta que pare la agresión en Jerusalén, Cisjordania y Gaza, se libere a los prisioneros liberados y arrestados de nuevo y se cumplan todas las condiciones de la tregua firmada en 2012".

"No soñéis con tener calma hasta que nuestras exigencias sean escuchadas", afirmó.

En este intercambio de amenazas y reproches, el jefe de Estado Mayor del Ejército israelí, general Benny Gantz, acusó a Hamás de ser el responsable de la escalada de la violencia y no descartó que en las próximas horas "haya sorpresas", por lo que Israel debe estar "preparado para todo".

"Hamás ha decidido la escalada y ha sido acompañada por otras organizaciones. Ahora debemos movilizarnos todo lo que sea posible en todos los niveles que se requieran para conseguir lo que consideramos una victoria", agregó.

En declaraciones difundidas por el diario Haaretz, alertó de que "es posible que haya sorpresas. Que haya disparos, que haya un atentado terrorista u otra dificultad".