Público
Público

Hamza al Jatib, martirizado a los 13 años, símbolo de la revuelta

Un vídeo que muestra su cadáver torturado y asesinado es la prueba de la brutalidad de las fuerzas de seguridad de Siria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vídeo que muestra su cadáver torturado y asesinado es la prueba de la brutalidad de las fuerzas de seguridad de Siria: Hamza al Jatib tenía 13 años y su cuerpo sin vida fue devuelto a su familia el pasado 25 de mayo, tras más de un mes en manos de torturadores del régimen de Bashar al Asad. El martirio de Al Jatib es ahora el paradigma de la represión, y él es el símbolo de la revuelta, como Mohamed Bouazizi en Túnez y Jaled Said en Egipto. Una página en Facebook lleva el nombre de 'Todos somos Hamza al Jatib'.

Quemaduras de cigarrillos, agujeros de balas, marcas de golpes, el pene cortado... Sólo son algunas de las torturas que sufrió el joven Hamza antes de morir. Su familia, que había prometido a las autoridades sirias enterrarlo el mismo 25 de mayo, rodó cada centímetro del cadáver y difundió el vídeo en internet para mostrar al mundo entero la violencia del régimen. Más de 60.000 personas ya son 'amigos' de la página de Facebook y Unicef se mostró el martes 'alarmada' por la 'violencia extrema' que sufren los menores en el país. El ministro de Exteriores de Australia, Kevin Rudd, proclamó este miércoles que habría que juzgar Al Asad en la Corte Penal Internacional.

¿El delito de Hamza? El joven fue arrestado el 23 de abril en Derá, acusado por las autoridades de 'corear cantos hostiles'. Resulta difícil saber lo que pasó después, porque las versiones de la familia y de las autoridades se contradicen.

Mientras el padre del adolescente dijo en la cadena Al Yazira que su hijo se encontraba en manos de la Policía secreta y que le habían pedido decir en los medios que Hamza había sido asesinado por salafistas, la televisión estatal afirmó que todo es un montaje de la oposición para su propio beneficio.