Público
Público

Hariri cree que siria no organizó el atentado contra su padre

El primer ministro libanés trata de encauzar la vía del diálogo con su vecino para cerrar las heridas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro libanés, Saad Hariri, afirma en declaraciones al diario británico The Times que no cree que el presidente sirio, Bashar al Assad, tuviera algo que ver con el asesinato de su padre.

El ex jefe de Gobierno Rafik Hariri murió en un atentado con bomba hace cinco años, magnicidio que dio lugar a grandes manifestaciones callejeras que obligaron a Siria a retirar sus tropas de Líbano.

Su hijo y sus aliados acusaron al gobierno sirio de estar tras aquel asesinato y de ejercer una influencia maléfica en los asuntos internos libaneses.

En un cambio total de opinión, Saad Hariri señala al periódico británico: 'No creo que el presidente Assad tuviera nada que ver en ello'. Preguntado quién cree entonces que fue responsable del atentado, responde: 'Soy el primer ministro. No tengo el lujo estos días de dedicarme a especular'.

Hariri ha mantenido varias conversaciones con el presidente sirio desde diciembre en un intento de 'pasar página' y construir una buena relación bilateral. 'La relación con Siria es importante geográfica e históricamente y yo debería portarme como primer ministro y no como Saad Hariri', explica.

En la entrevista Hariri califica de 'desafortunadas' recientes declaraciones del primer ministro sirio, Mohammed Naji al-Notari, que dijo que la coalición política a la que pertenece su colega libanés está hecha de 'cartón'.

'No creo que la sangre de Rafik Hariri deba o vaya a causar división en el país''Creo que lo que necesitamos es el diálogo, hablar en lugar de acusarnos y dar lugar a una escalada (de tensión) por vía de los medios' de comunicación, agrega.

'No creo que la sangre de Rafik Hariri deba o vaya a causar división en el país', declara el hijo del político asesinado.

Hariri comienza hoy una visita de dos días al Reino Unido en la que se reunirá con el primer ministro, David Cameron, y con el duque de York en un claro intento de estimular la inversión extranjera en el país.

El primer ministro libanés adelantó al diario que pedirá también a Londres que ayude a resucitar el moribundo proceso de paz de Oriente Medio.