Publicado: 15.11.2016 09:38 |Actualizado: 15.11.2016 09:38

Hasta 200 niños podrían morir de hambre al día en el noreste de Nigeria, según Save the Children

La ONG ha detectado que entre el 40 y 50 por ciento de los menores de cinco años están gravemente malnutridos en las zonas más afectadas por el conflicto con el grupo terrorista Boko Haram.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Hasta 200 niños podrían morir de hambre al día en el noreste de Nigeria / Afolabi Sotunde REURTERS

Hasta 200 niños podrían morir de hambre al día en el noreste de Nigeria / Afolabi Sotunde REURTERS

MADRID. - Hasta la mitad de los niños menores de 5 años están gravemente malnutridos en algunas zonas del noreste de Nigeria, donde se teme que 200 niños puedan morir al día en una hambruna oculta, según un nuevo estudio de la ONG Save the Children publicado este lunes.

En los controles realizados entre enero y octubre, el personal de la ONG detectó que entre el 40 y el 50 por ciento de los menores de cinco años estaban gravemente malnutridos en algunas zonas de esta parte de Nigeria, afectada por el conflicto con el grupo terrorista Boko Haram.



Según Save the Children, la cifra podría ser incluso peor en las zonas a las que no se ha podido acceder debido a la inseguridad, por lo que ha alertado de que la hambruna amenaza con superar la respuesta humanitaria en la zona, para la que faltan fondos.

El director de la ONG en Nigeria, Ben Foot, ha visitado unidades de cuidados intensivos para niños malnutridos en los alrededores de Maiduguri, capital del estado de Borno, uno de los más afectados por el conflicto. "Los niños están luchando por su vida. Nuestra unidad de cuidados intensivos ya está por encima de su capacidad y estamos teniendo que trasladar a niños gravemente desnutridos a colchones en el suelo", ha explicado Foot.

"Nuestro personal médico está trabajando contrarreloj pero si no llegan nuevos fondos no tardaremos mucho en encontrarnos en la dolorosa posición de tener que rechazar a niños enfermos y que se mueren de hambre", ha advertido. La conferencia de donantes prevista a principios de diciembre en Ginebra podría ayudar a aportar el dinero necesario para evitar que la hambruna se descontrole, según Save the Children.

En este sentido, Foot ha subrayado que "el aspecto realmente sorprendente de la respuesta internacional es la ausencia de los donantes clave". "Dado que Reino Unido, Estados Unidos y la UE aportan dos tercios de la ayuda, otros países tienen que dar un paso adelante", ha defendido.

La ONU ha descrito la crisis en el noreste de Nigeria como la más olvidada del mundo. Naciones Unidas, que solo ha recibido el 38 por ciento de los fondos solicitados para esta crisis, ha advertido de que 75.000 niños gravemente malnutridos podrían morir en un año a menos que reciban ayuda humanitaria urgente.

Falta de fondos

"Los niños presentan condiciones desesperadas y se enfrentan a malnutrición aguda, a menudo sumada a otras enfermedades mortales como la neumonía, la malaria y la diarrea", ha subrayado Foot. "En algunos casos, esta puede ser la segunda o tercera vez que se enfrentan a la malnutrición así que sus sistemas inmunes ya están gravemente debilitados", ha precisado, lamentando que la ONG carece de "los fondos que nos permitan hacer un seguimiento efectivo de los casos".

"La comunidad internacional tiene que despertarse ante la escala de la crisis que se está desarrollando en el noreste de Nigeria. Necesitamos un plan de respuesta humanitaria de al menos 1.000 millones de dólares para 2016/2017. Eso es el doble de la cantidad solicitada este año", ha resaltado, incidiendo en que solo se ha recibido un tercio.