Público
Público

¿Hasta que 2013 nos separe?

Ante el elevado número de divorcios en México DF, la Asamblea de la ciudad estudia legalizar los matrimonios con fecha de caducidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los parlamentarios de izquierda de la Asamblea de Ciudad de México, la capital del país, pretenden evitar los engorrosos procesos de divorcio ofreciendo a los novios una nueva opción: matrimonios con fecha de caducidad.

Los parlamentarios de izquierdas, que ya molestaron a la derecha al legalizar los matrimonios homosexuales, propusieron esta semana una reforma al código civil de la capital del país que permitiría a los contrayentes decidir la duración de su compromiso.

El periodo mínimo sería de dos años, pero si las cosas marchan bien, la feliz pareja puede renovarlo. 'La propuesta es que tenga una vigencia de dos años, y si al cabo de ese tiempola relación no es estable, la relación no es armoniosa, simplemente termina su vigencia', dijo Leonel Luna, uno de los legisladores que desarrollaron la propuesta.

'No se pasaría por este trámite tan tortuoso que es justamente el trámite del divorcio', explicó Luna, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que gobierna la ciudad y tiene mayoría en su asamblea.

Luna dijo que la propuesta está ganando apoyos y que podría ser sometida a votación a finales de año.

Pero la propuesta también está generando críticas, sobre todo por parte de la Iglesia. 'Es absurda, no tiene sentido, contradice la naturaleza del matrimonio', dijo Hugo Valdemar, portavoz de la Arquidiócesis Primada de México. 'Es más bien uno de esos teatros electorales que suele hacer esta asamblea, que se ha caracterizado por ser tan irresponsable y tan inmoral', agregó.

México tiene la segunda mayor población católica en el mundo, sólo por detrás de Brasil.

Cerca de la mitad de los matrimonios de la capital mexicana terminan en divorcio en los primeros dos años y procesarlos genera un gasto de miles de dólares a la ciudad.

La Ciudad de México, una de las urbes más grandes del mundo, es más liberal que el resto del país, en donde la tasa de divorcios es mucho menor, aunque va en aumento.

El aborto es legal en la Ciudad de México, pero está prohibido en otros estados como el de Baja California, cuya ley, avalada esta semana por el Tribunal Supremo, considera que la vida comienza en el momento de la concepción.

El alcalde de la capital, Marcelo Ebrard, que irritó a la Iglesia Católica por impulsar la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo a finales de 2009, anunció este mes que pronto dejaría el cargo para aspirar a la candidatura de su partido para las elecciones presidenciales de 2012.