Público
Público

Hasta 1,2 millones de niños podrían morir por los efectos de la crisis

Una ONG ha recordado también que 64 millones de personas caerán en la pobreza extrema a finales de este año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Save the Children afirmó este jueves que alrededor de 1,2 millones de niños podrían morir entre 2009 y 2015 por los efectos de la crisis económica, por lo que pidió a los líderes del G-20, que se reúnen en Seúl (Corea del Sur), que tomen medidas urgentes para evitar esta situación y ayudar a la recuperación de los países más pobres.

Además, recordó que unos 64 millones de personas caerán en la pobreza extrema a finales de este año y subrayó que, a pesar de los signos de recuperación económica mundial, la crisis sigue azotando a los países más pobres al contar con menos dinero para salud y educación, menos ingresos familiares y una subida del precio de los alimentos.

En este sentido, los países en desarrollo han sufrido grandes adversidades en la mejora de la salud infantil, la educación y la nutrición.

La responsable de Incidencia Política de Save the Children, Yolanda Román, aseguró que los niños de estos países mueren 'porque sus padres no pueden afrontar el alto coste de los alimentos y porque el cuidado sanitario básico está muy por encima de sus posibilidades, ya que los gobiernos se están viendo obligados a hacer recortes en servicios públicos'.

'Ahora más que nunca, los países más ricos deben cumplir sus promesas para ayudar a los más pobres. La ayuda humanitaria salva vidas hoy, pero puede construir los cimientos de economías más fuertes para mañana', añadió.

Save the Children mostró su satisfacción por el hecho de que el G-20 haya reconocido que la pobreza global es uno de los mayores desestabilizadores económicos, pero consideró que esto sólo será creíble si acuerda compromisos para abordar el impacto social de la crisis y progresar en la lucha contra la pobreza.

Por ello, Save the Children instó a los líderes del G-20 a acordar un plan que evite que la crisis tenga un impacto a largo plazo en la educación y la salud de los niños.