Público
Público

La Haya acepta que Libia juzgue al hijo de Gadafi detenido

El fiscal de la CPI dice que "cooperarán" con Trípoli.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El supuesto conflicto de competencias entre la Justicia libia y la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, por el procesamiento de Saif al Islam, el hijo de Muamar Gadafi detenido, se zanjó ayer rápidamente.

El fiscal general de la CPI, Luis Moreno-Ocampo, dio luz verde a que sean las autoridades libias las que juzguen a Al Islam, a quien La Haya acusa de crímenes contra la humanidad. 'En mayo emitimos una orden de detención [de Al Islam, el fallecido Gadafi y el exjefe de Inteligencia Abdulá al Senusi, que también podría estar arrestado] porque los libios no podían hacer justicia en Libia. Ahora que los libios están decididos a hacer justicia, podrán hacer justicia y nosotros les ayudaremos', aseguró el fiscal ayer en Trípoli, donde se reunió con las nuevas autoridades del país.

La pena de muerte sigue formando parte de la legislación libia

'La CPI actúa cuando la Justicia nacional no puede hacerlo. Ellos han decidido hacerlo y por eso estamos aquí para aprender y entender lo que están haciendo y para cooperar', agregó Moreno-Ocampo, que pidió que los jueces de La Haya 'estén involucrados' en el proceso.

Las autoridades libias han reiterado en los últimos días su voluntad de juzgar en su país a Al Islam, considerado el sucesor de Gadafi y que fue detenido el sábado en el sur de Libia mientras trataba de huir a Níger. Pese a que se han comprometido a realizar un proceso justo, la pena de muerte sigue formando parte de la legislación libia, mientras que el mayor castigo que impone el CPI es la cadena perpetua.

Al Islam permanece arrestado en la ciudad de Zintan, a unos 150 kilómetros al suroeste de Trípoli. Los milicianos que lo detuvieron lo trasladaron a su lugar de procedencia, Zintan, y rechazaron llevarlo a la capital hasta la formación del nuevo Gobierno, que se anunció ayer y de la que salieron muy beneficiados. La captura del hijo de Gadafi ha catapultado al jefe del Consejo Militar de Zintan al puesto de ministro de Defensa.

La Cruz Roja visita a Saif al Islam, que está en 'buen estado de salud'

Una delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja vio ayer a Al Islam en el lugar de detención en el que se encuentra en Zintan. 'Parecía estar en un buen estado de salud', dijo el portavoz de la Cruz Roja, Steven Anderson. El hijo de Gadafi también fue visitado el lunes por un fiscal libio para iniciar una 'investigación preliminar', según Reuters.

El primer ministro interino, Abderrahim al Kib, anunció finalmente la formación del nuevo Gobierno libio de transición, que deberá organizar unas elecciones parlamentarias en siete meses.

'Toda Libia está representada. Es difícil decir que algun área no está representada', subrayó Al Kib. El Ejecutivo está compuesto por 24 ministerios, tres de ellos ocupados por mujeres. La elección parece querer evitar posibles disputas entre las variopintas milicias territoriales que lucharon contra el fallecido Gadafi al premiar a varios combatientes y al mismo tiempo lanzar un mensaje tranquilizador a los inversores extranjeros, al designar a tecnocrátas en los puestos económicos.

El Gobierno incluye, además, dos vicepresidencias, un Ministerio de Juventud y Deporte y otro que se encargará de las familias de los fallecidos en los ocho meses de conflicto armado.