Público
Público

"Hemos pasado de hablar de cuestión de horas a cuestión de días"

Trinidad Jiménez, ministra de Asuntos Exteriores, cree que "la era de Gadafi ha tocado a su fin"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, considera que la caída del régimen de Gadafi, que ayer lunes era 'cuestión de horas', ha pasado a ser 'cuestión de días', aunque no duda de que 'la era de Gadafi ha tocado a su fin'. 

'Esperamos que se resuelva lo antes posible', ha asegurado Jiménez en una entrevista a la Cadena SER. 'La información que nos llega es confusa', admite la titular de Exteriores sobre los enfrentamientos en Trípoli, la capital de Libia, entre rebeldes y gadafistas, después de que, tras una jornada en la que parecía que los opositores controlaban la ciudad, apareciera uno de los hijos de Gadafi afirmando que su padre mantiene el control.

'Todas las informaciones que nos llegan dicen que [la caída del régimen] es cuestión de poco tiempo', afirma Jiménez, que ha vuelto a reiterar la necesidad de un papel activo de Naciones Unidas en la posible era post-Gadafi. 'Una vez que el Consejo Nacional de Transición ponga en marcha el gobierno interino, hemos de centrarnos en las aspiraciones de los ciudadanos: vivir en paz, en democracia y con libertades'.

Jiménez aboga por 'poner el acento en que se trabaje sobre la base de un gobierno inclusivo' en el que se incorpore 'a personas leales a Gadafi que sean capaces de comenzar una nueva etapa' sin el dictador. 'Esto es una cosa que el Consejo de Transición tiene claro y nosotros les vamos a acompañar en la medida en que podamos ser útiles'. Pero Jiménez no quiere que exista 'una tutela'. 'Yo no hablaría de tutela sino de acompañamiento de las Naciones Unidas', ha asegurado.

Sobre el futuro de Gadafi, en caso de que sea detenido, la ministra cree que su puesta en manos de la justicia libia o del Tribunal Penal Internacional 'es algo que deben decidir los propios libios'. 'Hay que recordar que Libia no ha ratificado el estatuto de Roma, aunque es verdad que las Naciones Unidas han pedido su arresto a través de una resolución, lo que permite actuar al Tribunal'.