Público
Público

El heredero de Gadafi está en Níger, según 'Le Figaro'

Desde allí pretende desestabilizar Libia, para lo que cuenta con dinero y mercenarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Saif al Islam, heredero del dictador libio, Muamar Gadafi, asesinado el pasado 20 de octubre a manos de los rebeldes, cruzó ayer jueves la frontera hacia Níger gracias, según el diario francés Le Figaro, a la protección de un jefe tuareg rebelde.

Según la publicación gala, Al Islam estaría planeando desestabilizar Libia desde Níger y el Sahel. Fuentes no identificadas citadas por este medio afirman que el heredero de Gadafi se escondió al sur de Libia antes de cruzar la frontera gracias al jefe del Movimiento Nigeriano para la Justicia, Agaly Alambo. Sería éste quien se habría encargado de sacar a Saadi Gadafi, el tercer hijo del dictador, también con destino Níger. 

Le Figaro apunta a que las informaciones que apuntaban a una supuesta voluntad de Saif Al Islam de entregarse a la Corte Penal Internacional no serían más que una maniobra de 'confusión'.  

Otro líder tuareg próximo a los Gadafi con nacionalidad de Níger, Rhissa Ag Boula, se ocupó de esconder al antiguo jefe de los servicios secretos militares del anterior régimen libio, Abdulá el Senusi, que, como Saif al Islam, es objeto de un mandato de arresto de la Corte Penal Internacional. Ag Boula 'acompañó a Senusi en un convoy protegido por una cuarentena de combatientes tuareg hasta una base de los rebeldes situada en Malí en la región de Kidal, una localidad del norte del país', indicó una fuente presentada como conocedora.

La hipótesis que baraja Le Figaro es que Al Islam y Senusi podrían intentar mantener un clima de inestabilidad en el Sahel, para lo cual disponen de dinero y mercenarios, así como contactos en Libia.

Aunque Malí y Níger han ratificado el Tratado de Roma que instituyó la Corte Penal Internacional, sus capacidades reales para entregar a los dos fugitivos sin ayuda exterior son limitadas. Una ayuda poco probable, ya que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer una resolución que pone fin, a partir del próximo día 31, de la misión internacional para proteger a la población civil en Libia.