Público
Público

Dos heridos en ataques a las embajadas de Chile y Suiza en Roma

Dos funcionarios de las legaciones han resultado heridos en sendas explosiones. La policía italiana ha activado un operativo especial verificar las embajadas de la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos personas han resultado heridas este jueves en sendas explosiones en las embajadas de Suiza y Chile en Roma. Ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad de los ataques. Por otro lado, la embajada de la UE en Berna ha sido evacuada tras recibir una carta sospechosa.

El herido de la primera explosión, de 53 años y que según la Policía es un empleado de la embajada, ha sido trasladado al hospital Policlínico Umberto I de la capital italiana con graves heridas en sus manos, una de las cuales la puede perder.

En la Embajada de Chile el herido es un funcionario de la legación. Sufre heridas leves y la víctima subió por su propio pie a la ambulancia que le trasladó a un centro hospitalario de la capital.

El herido en la Embajada chilena podría perder una mano

Se desconoce la composición del artefacto, que hizo explosión, según informa la Embajada suiza en un comunicado, en torno al mediodía, después de que un empleado de la legación helvética en Roma abriera un paquete postal en la sede diplomática, situada en la Vía Barnaba Oriani. 'Por el momento no se tiene constancia de ninguna reivindicación. Las fuerzas del orden locales han llegado inmediatamente al lugar y llevan a cabo investigaciones', según la nota de la Embajada de Suiza.

El diario Corriere della Sera, que habla de que otra persona ha quedado en estado de shock tras la explosión, informa en su página web de que esta misma mañana se ha producido una falsa alarma de bomba en un edificio del Ayuntamiento de Roma, tras recibir una llamada que avisaba de la presencia de un explosivo.

Tras la explosión de las bombas en la Embajada de Chile y en la de Suiza, los artificieros procedieron a comprobar el contenido de un envío sospechoso hallado poco después en la legación de Ucrania, que resultó finalmente ser una felicitación de Navidad. 'No se ha encontrado nada hasta ahora. Estamos seguros por ahora', dijo el portavoz de la embajada ucraniana, Yevhen Mitskevich.

La Policía de Berna, por su parte, desalojó hoy parte del edificio donde está la representación de la Unión Europea (UE) en la capital suiza tras recibir una carta sin remitente que consideró sospechosa.

Un grupo de expertos fue al edificio para verificar tanto las instalaciones como la carta, que no contenía amenazas y estaba dirigida al embajador de la UE en Suiza, Michel Reiterer. La Policía ha acordonado el perímetro de la embajada, que se encuentra cerca al Parlamento Federal helvético. Hasta el momento, la Policía de Berna no ha hecho ninguna declaración sobre la carta sospechosa encontrada en la legación de la UE.

Tras los ataques, la Policía italiana ha puesto hoy en alerta a todas las embajadas de Roma.  Según informan los medios de comunicación italianos, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha activado un operativo especial para llevar a cabo las verificaciones en las sedes diplomáticas de la capital. Fuentes policiales aseguran que no se trata 'en absoluto' de una situación de crisis y que, por el momento, sólo existen dos episodios seguros de paquetes que han explotado.

Fuentes policiales niegan 'en absoluto' una situación de crisisEl ministro de Exteriores, Franco Frattini, condenó el incidente en la embajada suiza. 'Expresamos nuestra plena solidaridad con el embajador suizo y con todo el personal de su representación diplomática', dijo en un comunicado.

Por el momento, la Fiscalía de Roma ha abierto una investigación bajo la hipótesis de atentado con fines terroristas y la Policía, según los medios de comunicación italianos, barajan como principal opción la posibilidad de una acción de tipo 'anarquista'.

La explosión de la embajada se produce después de que el pasado martes se hallara en un vagón vacío de la línea B del metro de Roma un artefacto rudimentario compuesto por varios tubos y pólvora y que carecía de detonador.