Publicado: 27.11.2013 09:09 |Actualizado: 27.11.2013 09:09

Hernández se prepara para gobernar Honduras mientras se repiten las protestas que le acusan de fraude

El candidato de la derecha elige a su equipo de transición mientras Xiomara Castro continúa decidida a dar la batalla por su victoria. La Policía carga contra los estudiantes en la universidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No han pasado cinco años desde el golpe de Estado que acabó con el Gobierno de Manuel Zelaya y Honduras vuelve a una situación de inestabilidad política después de que la mayoría de los candidatos, así como amplios movimientos sociales del país, acusaran al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de ofrecer unos resultados falsos, que han dado una victoria a la derecha de forma "irreversible". El fantasma del fraude electoral planea sobre Honduras. Mientras en las calles se repiten las protestas pidiendo un nuevo recuento, el candidato del derechista Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, no ha tardado en proclamarse vencedor indiscutible y nombrar a su nuevo equipo de transición. 

Hernández ha visto su posición fortalecida cuando la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) ratificaron el martes el "ambiente pacífico" y "transparente" de las elecciones del domingo. La UE indicó que, aunque el ambiente de las elecciones fue "pacífico" y que el recuento de votos es "transparente", la campaña ha sido "opaca y desigual". De esta forma, Hernández ya ha anunciado el equipo de transición que deberá coordinar el traspaso de poderes con el Gobierno de Porfirio Lobo.

Mientras, Xiomara Castro, candidata del Partido Libertad y Refundación (Libre) y esposa de Zelaya, ha anunciado que se pronunciará este viernes sobre los resultados finales del TSE y aclarará si acepta la derrota o mantiene el pulso a la derecha. "Vamos a defender la voluntad popular expresada en las urnas", ha señalado la esposa del depuesto presidente Manuel Zelaya, quien el pasado lunes advertía de que "la voluntad del pueblo no se negocia" y tachaba de "manipulados" los primeros datos difundidos por el TSE.

"Nosotros no reconocemos el resultado del TSE porque no es real. La presidenta del país por voluntad popular es doña Xiomara Castro (...) Vamos a defender este triunfo a como dé lugar. Vamos a salir a las calles masivamente", dijo Juan Barahona, un dirigente del Partido Libre, en unas declaraciones recogidas por Reuters.

Los estudiantes han sido uno de los colectivos que más decididamente se han lanzado a la calle en protesta por los resultados dados por las autoridades. Se han repetido los enfrentamientos con las fuerzas del orden, que han cargado duramente contra los jóvenes. Se ha dado la cifra de cinco estudiantes detenidos por la Policía, pero el número podría elevarse. 

En los alrededores de la Universidad Autónoma los estudiantes se han defendido con palos y piedras tras las cargas policiales, en las que los agentes habrían usado gases lacrimógenos y, como se ha visto en fotos e imágenes, habrían respondido también lanzando piedras contra los jóvenes. Este era el resultado de una manifestación que se iniciaba a primera hora de la mañana para denunciar lo que consideran un fraude electoral cometido en las sufragios generales celebradas este domingo. Reclaman a las autoridades del TSE el recuento de los votos.

Muchos analistas, como Carlos Aznárez en TeleSUR, también apuntan al fraude electoral. Recuerda cómo "era mundialmente conocido que durante los últimos meses, todas las encuestas, inclusive las de la oposición mostraban que el triunfo de la candidata del Partido Libre era irreversible". Sin embargo, "las previsiones de fraude no dejaban de ser una amenaza" cuando, después de las votaciones del domingo, el TSE "ocultó miles de actas y consagraba manu militari el triunfo al candidato oligárquico Juan Orlando Hernández". Y apunta: "Xiomara Castro ha ganado las elecciones, sin duda (con una ventaja de alrededor de 5 puntos sobre el oficialismo), pero ocurre que la derecha oligárquica y golpista maneja todos los resortes del poder (ejecutivo, legislativo, judicial, mediático) y puede darse el gusto de generar esta perversa contradicción: la victoria obtenida en las urnas se ha perdido en el escrutinio"