Publicado: 21.12.2014 00:25 |Actualizado: 20.04.2016 21:07

Falciani: "En España hay una red de filtraciones ciudadanas muy potente"

El autor de la filtración de la denominada 'lista Falciani' de evasores fiscales con cuentas en Suiza vive perseguido: se ha ganado poderosos enemigos tras poner a disposición de las autoridades una lista con 130.000 clientes del HSBC con cuentas opacas. Por ello pide protección para los filtradores y advierte de que "la tecnología no es suficiente, hay que estar cerca de aquellos que quieren revelar información"

Publicidad
Media: 4.23
Votos: 31
Comentarios:
Hervé Falciani, en una imagen de archivo. REUTERS

Hervé Falciani, en una imagen de archivo.

@CdelCastilloM 

MADRID.- Hervé Falciani vive oculto. Siempre con las sombras de sus guardaespaldas a su alrededor, casi imperceptibles. Limitando al mínimo sus apariciones en público, para luego volver a desaparecer durante meses. Sabe que es vigilado y perseguido por cometer un crimen contra la impunidad: En 2008 entregó a las autoridades francesas un listado con la identidad de 130.000 personas con cuentas opacas en el banco suizo HSBC. 

Ahora trabaja para que nadie más pase por lo que él está pasando. Para que nadie se convierta en un "mártir de la transparencia". Falciani es uno de los principales impulsores de la Plataforma Internacional de Activadores de Alertas (PILA, por sus siglas en francés), una red europea de buzones de filtraciones ciudadanas que pretende federar el trabajo de las organizaciones europeas que mantienen buzones de denuncia. Esta semana estas asociaciones se han reunido en París para avanzar en la constitución de PILA, que esperan que esté plenamente operativa a principios de 2015. 

La motivación de este ingeniero de sistemas nacido en Mónaco en 1972 es "ayudar a los ciudadanos que quieren hacer que la información oculta esté disponible para todos" y para ello defiende que hay que "protegerlos". Él y los activistas que colaboran con PILA estudian cómo reaccionan los poderes públicos ante las filtraciones y han desarrollado varias estrategias para defenderlos. Sin embargo, también denuncian que en muchos de los casos los únicos que terminan castigados en estos casos son precisamente los que han revelado la información sobre corrupción. 

En su conversación con Público, poco después de una de las reuniones de trabajo entre activistas, Falciani advierte de que puede pasar poco tiempo al teléfono. Promete volver a estar disponible en un par de días, pero cuando este medio vuelve a intentar contactar con él, sus colaboradores comunican que el monegasco ha vuelto al anonimato que ofrecen las sombras y la comunicación con él es casi imposible. En el poco tiempo disponible destaca que las redes españolas son un caso "muy potente" dentro en las filtraciones ciudadana y alaba a Xnet, que mantiene el Buzón X, la plataforma española que se integrará en PILA. Resalta que "la tecnología no es suficiente" en este proceso, sino que "hay que estar en la calle, en contacto con la gente, no solo en la nube".



Trabajáis contrarreloj para poner en marcha PILA. ¿Qué temas habéis tratado en estas reuniones de trabajo?

Queremos mutualizar los recursos y los sistemas que utilizamos y extenderlos para que sean útiles a todos los whistleblowers [filtradores] europeos, a todas las personas que hacen filtraciones para ayudar a la sociedad. Que estas estructuras puedan ayudar a todos aquellos que están luchando contra la corrupción.


"Tenemos que extender los sistemas que utilizamos  a todos los filtradores europeos, a todas los que liberan información para ayudar a la sociedad y luchar contra la corrupción"

Hay actores que han desarrollado competencias, que han tenido experiencia en filtrar información sensible. Esto se ha dado en España y Francia por ejemplo, donde estas personas han hecho de mediadores. Así que la idea era reunir a estos actores para mejorar la calidad del sistema, para mejorar la forma en la que este sistema se pone al servicio de la sociedad civil, de las personas y ciudadanos que quieren ayudar y hacer que la información oculta esté disponible para todos.

Queremos avanzar en la agenda progresivamente, mejorar los servicios que tenemos y desarrollar también otros nuevos de protección del ciudadano que ayuden a luchar contra la corrupción.

¿Cuál es la situación de los buzones de filtraciones en Europa en este momento?

Necesitamos más buzones de filtraciones. También necesitamos sistemas de comunicación más seguros, y gente conocida en la calle con la que sea fácil entrar en contacto para que puedan ayudar a utilizar mejor estas herramientas, que se utilizarán después para las investigaciones.

"Necesitamos gente conocida en la calle con la que sea fácil entrar en contacto para que puedan ayudar a utilizar mejor estas herramientas"

Por tanto, el objetivo en Europa ahora mismo sigue siendo la protección del whistleblower. Tenemos que trabajar con la sociedad civil para desarrollar todas las herramientas que van a ayudar a conseguir este objetivo.

Todo esto lo hemos visto con Luxleaks. Luxleaks muestra que había una necesidad de poner en contacto a la gente y a la sociedad civil con las asociaciones de lucha anticorrupción, con los políticos, y destapar todo lo que estaba pasando a espaldas de la ciudadanía. Y ha demostrado que esto es lo que funciona, así que esto es lo que necesitamos mejorar.

Sin embargo, aún son mayoría los casos de los whistleblowers que pierden su libertad: Edward Snowden escondido en Rusia, Chelsea Manning con una condena de 35 años de prisión, tú oculto y con guardaespaldas...

Sí, debemos evitar esto por todos los medios. Los whistleblowers no pueden ser mártires de la transparencia.

Hay dos estrategias para proteger a los filtradores: Anonimizarlos cuando no son perseguidos o mediatizarlos cuando van a por ellos"

Hay dos estrategias. Por un lado, cuando el whistleblower no es conocido, cuando no es perseguido por la justicia, trabajamos para anonimizarlo. Sin embargo, cuando es perseguido, en su empresa o por el Gobierno, mediatizamos su caso para protegerlo, para que la sociedad civil se movilice contra la injusticia.

Esto no se consigue solo con la tecnología, sino que hace falta una organización. Una organización que pueda movilizar recursos, periodistas… Xnet es un buen ejemplo de esto, lo han entendido. Están en las redes sociales y permiten que la gente que necesita ayuda se aproxime a ellos. España está muy avanzada en este sentido, hay muchos ciudadanos que se han rebelado contra la corrupción y han creado una red de filtraciones muy potente. La solución no puede ser solo la tecnología.

También jurídica

Exacto, es vital la existencia de personas que puedan defender a los whistleblowers dentro de la red. Y la cercanía. Que sean asociaciones que estén en la calle, no solo en la nube. Gente que esté en la calle, en los bares, en contacto con aquellos que tienen necesidad de comunicarse. La tecnología es simplemente un facilitador pero no es suficiente.

¿Cómo se materializa esto?

Hace falta establecer una red y seguir alimentándola constantemente. Para mi Xnet hace muy bien este trabajo y es lo que se debería replicar en otros países como Francia. En Francia por ejemplo necesitamos desarrollar estas redes de personas, de ciudadanos, que saben utilizar la tecnología y que pueden formar el ambiente para ayudar al resto de la gente a utilizar la tecnología de forma más segura.