Público
Público

La hija de Bettencourt retira las demandas judiciales contra su madre

La mayor accionista de L´Oréal y su hija se reconcilian. El proceso contra el ex ministro de trabajo es el único que sigue adelante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La multimillonaria Lilianne Bettencourt y su hija, Françoise Bettencourt-Meyers se han reconciliado y anunciaron que abandonan los procesos judiciales que las enfrentan, en un acuerdo cuyos detalles permanecen confidenciales.

El abogado de la hija de la mayor accionista del grupo L'Oréal, Olivier Metzner, ha hecho público que Françoise desiste de enfrentarse judicialmente con su madre y, especialmente, de continuar con las demandas contra el artista François-Marie Banier, al que llevó a los tribunales por abuso de confianza.

El abogado dijo que el acuerdo incluye 'contrapartidas' aceptadas por el fotógrafo y amigo de la multimillonaria, de quien la hija de Bettencourt alegó ante la Justicia que se hizo beneficiario de millonarias cantidades en concepto de regalos que obtuvo precisamente abusando de la amistad con la anciana.

Esas contrapartidas son confidenciales pero suficientes para que la hija de Bettencourt renuncie a las demandas interpuestas ante un tribunal próximo a París, aunque existen otras causas ante la Justicia que tienen relación con el escándalo político surgido en torno al conflicto familiar.

El abogado Metzner confirmó que la única parte de las actuaciones judiciales que sigue adelante tiene que ver con el papel que pudo desempeñar el anterior ministro de Empleo, Éric Woerth, en un supuesto trato de favor fiscal con Bettencourt.

Las investigaciones al anterior ministro de Trabajo francés siguen adelante

'Eso no nos interesa', declaró el abogado Metzner en un comunicado con el que se confirma el final de las acciones judiciales de la hija contra su madre, que incluye la petición de la puesta de la señora Bettencourt bajo tutela judicial por incapacidad para administrar sus bienes.

En el comunicado conjunto de madre e hija se subraya que ambas confían en que el acuerdo restablezca la 'armonía familiar' y que las dos 'se han acercado para acabar con los conflictos que perturbaron' su vida en familia.