Público
Público

El hijo de Gadafi se convierte en una moneda de cambio

Los milicianos que lo capturaron se niegan a entregarlo mientras no se forme un Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Saif al Islam Gadafi, el hijo del dictador detenido el sábado, se ha convertido en una moneda de cambio con la que los milicianos de Zintan que lo capturaron esperan aumentar su cuota de poder en el futuro Gobierno libio, cuya composición podría anunciarse hoy mismo.

Oculto en una casa de Zintan, cuyo paradero sólo conocen los milicianos que pusieron fin a su huida, que ha durado un mes, el hijo de Gadafi no ha sido entregado al Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, como podría parecer lógico. De hecho, los combatientes que lo detuvieron en pleno desierto del Sáhara ya han anunciado que sólo lo entregarán una vez que la autoridad central esté clara.

Con comandantes de milicias locales rivales de todo el país intentando obtener puestos en el nuevo Gabinete y en las embajadas en el extranjero, los nuevos funcionarios libios no se ponen de acuerdo sobre el tiempo que necesitará el primer ministro, Abdurrahim el Kib, para anunciar la composición de su equipo. Sin embargo, un miembro del Gabinete interino saliente declaró a Reuters que esperaba que El Kib anuncie su equipo hoy.

Saif al Islam está oculto en una casa cuyo paradero sólo conocen sus captores

Los miembros del Consejo Nacional de Transición que forman parte del autodenominado Panel Legislativo, formado poco después del inicio de la revuelta en febrero, deberán sancionar después los candidatos propuestos por El Kib. Un aspecto fundamental es el de quién controlará las milicias callejeras, una tarea que se enmarcará dentro de las labores del Ministerio de Defensa.

Un funcionario del CNT aseguró que el apresamiento de Saif al Islam podría abrir la puerta al control de este Ministerio clave a los milicianos de Zintan, una ciudad de unos 50.000 habitantes en las montañas occidentales libias que fue bastión de la resistencia contra Gadafi.

Los thuwar (revolucionarios) libios incuban desde hace semanas un creciente sentimiento de marginación. Un portavoz de uno de estos grupos de revolucionarios, Bashir Thaelba, ofreció el sábado una conferencia de prensa en Trípoli en la que denunció que quienes han combatido y derrocado a Gadafi se están viendo marginados por 'oportunistas, políticos y exiliados retornados que nunca han estado en el campo de batalla'

'Los revolucionarios tienen derecho a participar en el Gobierno, en sus instituciones y en sus embajadas en el extranjero', aseveró Thaelba.

El jefe de los espías de Gadafi, Abdalá al Senusi, ha sido también arrestado

Sólo un día después de la captura de Saif al Islam, otro ex peso pesado de la dictadura, el antiguo director de los servicios de espionaje y cuñado de Gadafi, Abdalá Senusi, fue detenido en el sur del país, informó la televisión Libiya.

Senusi, mano derecha del tirano, estaba escondido en casa de su hermana en Al Quira, un pueblo cercano a la ciudad sureña de Sebha, a 750 kilómetros de Trípoli. Al igual que en el caso de Saif al Islam, sobre Senusi pesa una orden de detención internacional emitida por la Corte Penal Internacional de La Haya por supuestos crímenes de lesa humanidad.

Senusi estaba considerado el ejecutor de las órdenes de Gadafi desde su puesto de jefe de los temidos servicios secretos. Fue condenado a cadena perpetua en rebeldía por su implicación en el derribo del avión de Pan Am que cayó sobre la localidad escocesa de Lockerbie, y en el que murieron 270 personas.