Público
Público

Un hijo de Gadafi pide paz y otro promete guerra

Saadi dice hablar en nombre de su padre y reclama una negociación con los rebeldes. Su hermano Saif, el heredero, planta batalla y asegura que el régimen aguanta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos hijos de Gadafi y dos versiones diferentes. Saadi Gadadi dice que su padre está dispuesto a rendirse a los rebeldes y se ofrece, además, para negociar. Mientras, su hermano Saif al Islam, el heredero del dictador libio, asegura que el régimen aguanta y que 'la victoria está cerca'.

A lo largo del día los insurrectos habían informado de que Saadi había pedido garantías para rendirse. En una llamada a Al Arabiya ha confirmado los contactos con los rebeldes y que habla en nombre de su padre para entablar las negociaciones que pongan fin al 'derramamiento de sangre'.

Sin embargo, su hermano Saif ha ofrecido otra imagen. El heredero del dictador libio ha pedido a los libios que se levanten en armas contra los rebeldes y las fuerzas de la OTAN después de prometer que el régimen seguirá combatiendo. 'Tenemos a más de 20.000 jóvenes armados en Sirte -uno de los últimos bastiones de los gadafistas- preparados para la batalla'.

Saif ha emitido un comunicado al canal sirio Arrai desde, según él, un suburbio de Trípoli y asegura que Gadadi 'está bien'. 'Aseguro que estamos vivos. La resistencia continúa'. Liberaremos pronto la Plaza Verde de Trípoli', aseveró.

Saif promete que el régimen libio seguirá combatiendo a los rebeldes 

Por su parte, los rebeldes han arrestado al ministro de Asuntos Exteriores del régimen libio, Abdelati al Obeidi, que permanecía en paradero desconocido desde que la semana pasada los sublevados se hicieron con el control de Trípoli y del complejo presidencial de Gadafi.

En cuanto al paradero del dictador, Hisham Buhagiar, un responsable del mando militar del Consejo Nacional de Transición, el órgano de Gobierno de los rebeldes, ha reconocido que lo han buscado sin éxito en diez localizaciones hasta el momento, algunas de ellas fuera de la capital libia. Además, ha considerado que podría conseguir mantenerse escondido tanto tiempo como Sadam Husein que permaneció durante meses refugiado en un zulo cerca de Tikrit.

Buhagiar ha asegurado que el régimen de Gadafi todavía controla cuatro zonas, las localidades de Tarhouna, Sirte y Bani Walid, en el norte, y Sabha, en el sur, y que los rebeldes confían en poder negociar con los partidarios del coronel su rendición para evitar un enfrentamiento armado.