Público
Público

El hijo y sucesor de Kim Jong-il por fin sale en la foto de familia

Corea del Norte publica por primera vez una imagen oficial del tercer vástago del dictador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corea del Norte desveló este jueves por fin lo que parecía ser un secreto de Estado: la fotografía de Kim Jong-un, el tercer hijo del dictador norcoreano Kim Jong-il, a quien el Querido Líder está promoviendo para que sea su sucesor.

La imagen, publicada por la agencia estatal norcoreana, KCNA, muestra a un joven corpulento de rostro inexpresivo y vestido con un informe oscuro, sentado cerca de su padre y flanqueado por los nuevos miembros del politburó del Partido de los Trabajadores de Corea (PT). Poco se sabe de Kim Jong-un, al margen de que tiene entre 27 y 28 años, y que, de adolescente, pasó un tiempo estudiando en un internado de élite en Suiza. De vuelta a Corea del Norte, estudió en la escuela militar de Pyongyang.

Los expertos también han observado en la fotografía el enorme parecido de Jong-un con su padre y su abuelo, Kim il-Sung, que fundó Corea del Norte, en 1948. Un parecido que no se limita al físico; los escasos testimonios que existen sobre la forma de ser del heredero apuntan a que su carácter, muy similar al de su padre, ha inclinado la balanza en su favor.

Durante los últimos dos días, Kim Jong-il ha otorgado a su tercer hijo dos cargos políticos y militares de alto nivel, en un claro indicio de que quiere asegurarse de que el control del país permanecerá bajo la misma dinastía familiar.

El martes, Kim Jong-un fue ascendido a general de cuatro estrellas, el rango máximo del Ejército Popular norcoreano. Al día siguiente, el hijo del líder norcoreano fue nombrado miembro permanente del Politburó del PT y vicepresidente de la Comisión Militar central, dos cargos de alto nivel, que confirman su ascenso. Los nombramientos tuvieron lugar dentro de un congreso extraordinario del PT.

Al margen de la celebración de este inusual encuentro, Corea del Norte y del Sur mantuvieron este jueves las primeras conversaciones militares después de casi dos años. Sin embargo, la reunión entre militares de ambos países en una zona desmilitarizada fronteriza concluyó sin avances concretos y sin que se anunciase una fecha para el próximo encuentro, informó la Defensa surcoreana.

La decisión de Pyongyang de reanudar los contactos militares con el Sur tiene lugar seis meses después del hundimiento de la patrullera surcoreana Cheonan, que Seúl atribuye a un torpedo de Pyongyang. El ataque causó la muerte de 46 marineros surcoreanos y ha motivado la peor escalada de tensión en la península coreana en los últimos años.

Según fuentes de la Defensa surcoreana, Seúl exigió a los representantes del Norte una disculpa por el ataque al Cheonan. Pyongyang continúa rechazando las acusaciones de Seúl.