Publicado: 12.04.2015 21:03 |Actualizado: 12.04.2015 22:08

Hillary Clinton confirma su candidatura a la Presidencia de EEUU

"Cada día los estadounidenses necesitan un luchador, y quiero ser esa luchadora", afirma la ex secretaria de Estado

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
Hillary Clinton confirma que se postulará a las primarias del Partido Demócrata. / EFE

Hillary Clinton confirma que se postulará a las primarias del Partido Demócrata. / EFE

La exsecretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton anunció este domingo oficialmente su candidatura por el Partido Demócrata para competir en las elecciones de 2016 y convertirse, en el caso de que lo consiga, en la primera presidenta de Estados Unidos.


Hillary Clinton hizo pública su tan esperada decisión para intentar de nuevo llegar a la Casa Blanca a través de un comunicado enviado por su jefe de campaña a donantes y seguidores. En 2008 fue derrotada en las primarias demócratas por el actual mandatario, Barack Obama.



"Quería asegurarme de que lo escucharan primero de mí. Ya es oficial: Hillary es candidata a la presidencia", decía la nota, que agrega que habrá un gran evento de lanzamiento "oficial" de la campaña el mes próximo. Asimismo, como habían adelantado fuentes cercanas a su equipo, la ya candidata presidencial emitió un vídeo a través de su nueva página web oficial en la que ella misma hace el anuncio.

"Me presento a la Presidencia. Los estadounidenses han superado tiempos económicamente duros, pero el sistema sigue aún favoreciendo a aquellos que están en lo más alto. Cada día los estadounidenses necesitan un luchador, y quiero ser esa luchadora", asegura Clinton en la grabación. "Me lanzo a hacer campaña para conseguir tu voto", agrega la exsecretaria de Estado.

La también exprimera dama ofrecerá hoy mismo el primero de sus discursos de campaña, desde Des Moines (Iowa), un estado históricamente clave para las candidaturas presidenciales en Estados Unidos. Clinton no se enfrentará a grandes rivales en las primarias de su partido, en marcado contraste con las primarias de 2008, cuando partía como favorita pero terminó perdiendo una larga batalla frente a Barack Obama.

De hecho, su candidatura ha sido tan esperada que ningún analista cree que alguien de su partido pueda arrebatarle estar en las papeletas por el Partido Demócrata en noviembre de 2016, mientras que en el Partido Republicano casi una veintena de rostros han manifestado su interés por presentarse a las primarias.