Público
Público

Hillary Clinton inicia una visita histórica a Birmania

El último viaje de un alto funcionario de EEUU al país se remonta a 1955

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, llegó a la capital de Birmania, Naypyidaw, para comprobar, en una rápida visita de dos días, que las numerosas reformas democráticas emprendidas por el país asiático en los últimos meses son algo más que una fachada. 'Quiero determinar por mí misma cuál es la intención del actual Gobierno en lo que se refiere a las reformas emprendidas, tanto políticas como económicas', subrayó la jefa de la diplomacia estadounidense poco antes de llegar a Birmania.

La visita de Clinton a Birmania, gobernada tiránicamente por un régimen militar desde 1962, es la primera que realiza un alto funcionario de EEUU en los últimos 56 años y puede suponer un importante reconocimiento de los cambios democráticos que ha emprendido uno de los países más herméticos del mundo.

Myanmar, como se llama oficialmente desde 1989, inició un proceso de apertura democrática en noviembre de 2010 con la celebración de las primeras elecciones parlamentarias en 20 años y la formación de un nuevo Gobierno civil, aunque compuesto por antiguos generales.

Desde que tomó posesión en marzo, el Ejecutivo ha iniciado conversaciones con la oposición, ha reducido la censura a los medios y ha liberado a algunos presos políticos. Una de las medidas más inesperadas fue la paralización de la construcción de una presa de capital chino, lo que se interpreta como un signo de su deseo de acercarse a Occidente.

Birmania espera que la visita de Clinton, que se reunirá mañana con el presidente y con la líder de la oposición y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, sea el primer paso para eliminar las sanciones impuestas por EEUU en 1988, que afectan a las inversiones extranjeras, al intercambio comercial y a la ayuda al desarrollo.

El viaje ha despertado el temor de que Birmania obtenga el reconocimiento internacional sin hacer mejoras consistentes en el respeto de los derechos humanos. Poco antes de la visita, 12 ONG de Estados Unidos alertaron a Clinton de las violaciones que siguen produciéndose en el país. 'Hasta ahora, el presidente Thein Sein no ha cambiado las acciones del Ejército birmano contra la población de las minorías étnicas', afirmaron. Los activistas también recordaron que se ha reabierto el conflicto en el norte de Birmania entre las minorías Kachin y Shan tras años de tregua.

Además, la ONU aprobó la semana pasada una resolución que denuncia que sigue produciéndose 'una violación sistemática y continua de los derechos humanos y de las libertades fundamentales' en Birmania.