Publicado: 14.11.2013 10:27 |Actualizado: 14.11.2013 10:27

Hizbulá avisa de que seguirá en Siria "el tiempo que sea necesario"

El líder del grupo chií, que combate junto a las fuerzas de Al Asad, reaparece en Beirut. El régimen sirio anuncia haber tomado el control de partes del casco viejo de Alepo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder de Hizbulá, Hasán Nasralá, ha advertido este jueves de que su grupo chií libanés permanecerá en Siria luchando junto a las fuerzas armadas del régimen de Bashar al Asad "el tiempo que sea necesario". "Siempre y cuando las razones para combatir continúen, permaneceremos en Siria", proclamó Nasraláen un discurso ante decenas de miles de seguidores en el sur de Beirut, uno de sus feudos.

Nasralá reapareció este miércoles con motivo de la conmemoración de la Achura, una de las festividades chiíes más importantes de la que el jueves su día grande. La Achura celebra el martirio en la ciudad iraquí de Kerbala en el año 680 del imán Husein, nieto del profeta Mahoma y el imán más importante para el credo chií.

"El jueves será un día especial. Ni los peligros ni los coches bomba ni la violencia impedirán que conmemoremos la Achura", sostuvo el líder de Hizbulá, después de que el Ejército haya intensificado las medidas de seguridad en el Líbano ante la posibilidad de atentados. Desde la guerra de julio-agosto de 2006 que enfrentó a Hizbulá e Israel, Nasralá permanece escondido y solo en escasas ocasiones, unas seis desde esa fecha, ha acudido en persona a un acto. La última vez que se le vio en público fue el pasado 2 de agosto durante un acto en el sur de Beirut con motivo del Día Internacional de Jerusalén.

En su alocución, Nasralá insistió en que Israel "desea la guerra en la región y empuja a Estados Unidos", y criticó a algunos países árabes -que no mencionó- por supuestamente rechazar una solución política en Siria y un acuerdo entre Teherán y los países occidentales sobre el programa nuclear iraní. El jeque advirtió de que "fracasarán todos los que quieran llevar la región a la guerra" y añadió que sus dos aliados tradicionales, Irán y Siria, "nunca han decepcionado" a Hizbulá.

Varios proyectiles disparados desde el lado sirio han impactado en territorio libanés sin que se registrasen víctimas, aunque sí daños materiales, informaron medios locales. La Agencia Nacional de Noticias (ANN) dijo que seis obuses cayeron cerca de la localidad de Sarin, localizada en el valle oriental de la Bekaa. Otros proyectiles cayeron también sobre la localidad de Nabi Chit, dañando varias casas, algunas de ellas cerca de la vivienda del exministro Fayez Chokr, señaló, por su parte, la televisión Al Yadid.

Mientras tanto, las autoridades sirias han anunciado haber tomado el control de partes del casco viejo de la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, donde libran intensos combates con los rebeldes. La agencia de noticias oficial Sana, que cita a una fuente castrense, informó de que las fuerzas armadas recuperaron el dominio de algunas zonas del casco antiguo tras enfrentamientos contra "terroristas".

Los soldados también mataron a un gran número de hombres armados en el área de Bustan al Qasr, en el sur de la localidad y que separa los barrios en manos de la oposición de los que están controlados por las autoridades, agregó la fuente. Asimismo, los militares leales a Al Asad causaron bajas en las filas de los "terroristas" en la periferia de Alepo durante combates cerca de la prisión central y en las inmediaciones del aeropuerto militar de Kueires, según Sana.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que en las últimas horas se han producido choques intensos en el barrio de Sajur y en los alrededores de la gran mezquita Omeya, en el casco antiguo. En los últimos días, los rebeldes yihadistas han hecho llamamientos a los insurgentes para que se concentren "en defensa de Alepo y su periferia", para frenar el avance de las tropas del régimen. Las hostilidades se intensificaron en esta población, la mayor del norte de Siria, la semana pasada cuando las tropas gubernamentales lanzaron una ofensiva para recuperar el control de la base 80, adyacente al aeropuerto internacional.

La principal formación opositora kurda en Siria, el Partido de la Unión Democrática (PYD), anunció este miércoles la creación de un Gobierno autónomo en las zonas de mayoría kurda en el norte del país. En un comunicado en su web, el PYD señala que ha tomado esta decisión tras dos días de reuniones en la localidad de Qamishli en las que han participado varias comunidades, como cristianos, árabes y kurdos, que habitan el llamado Kurdistán Occidental, que abarca parte de Siria.

En esos encuentros se ha decidido la formación de un Consejo General, con 82 miembros, y la división del Kurdistán sirio en tres regiones, Al Yazira, Kubani y Afrin. Estas tres zonas estarán administradas por comisiones locales, donde habrá miembros del Consejo General. Además, se formará un organismo encargado de seguir la aplicación del proyecto de administración interina decidido en Qamishli. También se ha resuelto la formación de un consejo ejecutivo, compuesto por trece personas, que tendrá que preparar una ley electoral para celebrar elecciones, además de tratar asuntos militares, de seguridad y económicos.

Los kurdos de Siria se concentran, sobre todo, en la provincia de Al Hasaka (noreste), y en las regiones de Afrin y de Ain al Arab, en Alepo (norte), y suponen el 9% de la población del país. El anuncio del PYD se produce mientras se espera que la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, presente en Estambul oficialmente un Ejecutivo interino, tras votar a sus miembros el pasado fin de semana.