Publicado: 07.10.2015 18:22 |Actualizado: 07.10.2015 18:22

Hollande avisa que la guerra de Siria será una "guerra total" que puede afectar a Europa

El presidente francés insiste en que UE "debe comprometerse en el plano humanitario, político, diplomático" para actuar frente la amenaza de la guerra.

Publicidad
Media: 2
Votos: 5
Comentarios:
El presidente francés, François Hollande, junto a la canciller alemana, Angela Merkel

El presidente francés, François Hollande, junto a la canciller alemana, Angela Merkel

FRANCIA.- François Hollande ha resaltado la necesidad de actuar para evitar que la "guerra total" en Siria se extiende a Europa.

Junto a la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés ha recalcado ante el Parlamento Europeo el riesgo que conlleva permitir que sigan desarrollándose "enfrentamientos religiosos" en la región.



De esta forma, ha afirmado que "no pensemos que estaremos a salvo, será una guerra total, una guerra que podrá afectar también a nuestro propio territorio, así que tendremos que actuar", alertó.

Asimismo, aseguró que Francia "ha tomado sus responsabilidades militares ante la amenaza" y que "toda Europa entera debe comprometerse en el plano humanitario, político, diplomático".

También aprovechó para instar a "construir en Siria, con todos los que puedan contribuir a ello, un futuro político que dé a la población siria otra alternativa que Bachar (al Asad, el presidente sirio) o Daesh (el grupo terrorista Estado Islámico)".

"Es nuestro deber frente a los sirios y es nuestro interés como europeos", recalcó.

Por ello pidió "firmeza ante el drama sirio", dado que el régimen de Al Asad "ha creado y sigue alimentando este desastre" y "todavía hoy bombardea, mata, masacra".

"Lo que pasa en Siria concierne a Europa porque lo que se juega ahí determinará durante mucho tiempo el equilibrio de toda la región de Oriente Medio", insistió.

El presidente francés llamó al mismo tiempo a Europa a "presionar para que esta transición política pueda hacerse" y a la colaboración entre la UE, Rusia, Irán, los países del Golfo y Estados Unidos para lograrlo.

Hollande llamó a la "solidaridad frente al terrorismo" porque "cada atentado cometido en uno de nuestros países va contra Europa entera, su cultura, su forma de vida", pero también a la "solidaridad ante los refugiados, víctimas de las convulsiones en Oriente Medio y África".

Reclamó asimismo extender esa solidaridad "con los estados europeos que sufren la presión en primera línea" de sus fronteras y con los países vecinos que acogen a los refugiados de manera numerosa.

En su opinión, la UE "ha tardado en darse cuenta de que las tragedias en Oriente Medio o en África no podían no tener consecuencias para ella".

Según Hollande, Europa no ha ofrecido suficiente ayuda a los países que deben acoger a gran cantidad de refugiados y ha tenido que "actuar con urgencia para ser digna de su tradición de asilo y organizar el retorno de los que no puedan ser acogidos de manera duradera".

"La UE está obligada primero a salvar vidas, a luchar contra los criminales gracias a Frontex", la agencia europea de control de fronteras exteriores, apuntó.

Hollande defendió, además, dar más asistencia a Turquía para que pueda mantener a los refugiados o, de otro modo, "inexorablemente vendrán", así como poner en marcha centros de acogida e identificación, "condición esencial para que nuestras fronteras sean respetadas".