Publicado: 30.11.2015 12:23 |Actualizado: 30.11.2015 14:07

Hollande, en la cumbre del clima: "Nunca antes el mundo había afrontado un desafío tan grande"

El presidente francés hace un llamamiento a los líderes mundiales reunidos en París para lograr un acuerdo "universal, diferenciado y vinculante". "Las declaraciones de intenciones no bastan", asegura.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente galo, François Hollande, recibe al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a su llegada a la cumbre sobre cambio climático COP21. EFE

El presidente galo, François Hollande, recibe al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a su llegada a la cumbre sobre cambio climático COP21. EFE

PARÍS. -El presidente francés, François Hollande, ha asegurado hoy, durante la apertura de la cumbre del clima que se celebra en París (COP21), que "nunca antes el mundo había afrontado un desafío tan grande" como "el futuro del planeta, de la vida".

"Vuestro esfuerzo genera una gran esperanza que no podemos defraudar", dijo a los presentes en la cumbre el presidente francés, que equiparó la importancia del desafío climático a la del combate contra el terrorismo.

Hollande consideró que los 150 jefes de Estado y de Gobierno presentes participan hoy en un día "histórico", en un año que ha marcado "todos los récords" de aumento de temperatura, concentración de dióxido de carbono, sequía o acidificación de los océanos, cuyas víctimas "se cuentan en millones".

"Ningún país está a salvo de las consecuencias", advirtió el presidente, que aseguró expresarse en nombre de la "justicia climática" al subrayar que no se puede aceptar que los países más pobres, los que menos emiten, sean los más vulnerables y afectados. Hollande añadió que ese acuerdo debe ser universal, diferenciado y vinculante, incluir mecanismos de revisión a la altura de los compromisos, cada cinco años, y contar con la solidaridad de todos los países que lo rubrican.

"Las declaraciones de intenciones no bastan. Estamos al borde de la ruptura. París debe ser el punto de partida de una gran mutación

Además, Hollande advirtió de que en esta conferencia está en juego "la paz", y pese a alabar que 190 Estados, "casi totalidad del planeta", hayan formulado ya planes de acción para reducir sus emisiones, recalcó que todavía queda trabajo por hacer.

La primera condición para que ese pacto sea bueno, explicó, es que defina una trayectoria creíble que permita contener calentamiento a dos grados "y si es posible a 1,5".



En la misma línea, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que los delegados representados en París tienen en sus manos "el futuro de las generaciones venideras".

"Nunca hemos estado confrontados a una prueba como esta y es posible que a nivel político nunca volvamos a estarlo", aseguró Ban, que pidió "audacia y flexibilidad" para que París "marque un antes y un después".

También el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado que el mundo se encuentra ante "un punto de inflexión", que supone "el momento en el que decidimos firmemente salvar nuestro planeta". Para Obama, Estados Unidos, como primera economía mundial y segundo emisor de gases de efecto invernadero, reconoce su papel en el calentamiento global y asume "su responsabilidad de hacer algo" contra ello, frente al "cinismo", ha dicho, "uno de los enemigos de la COP21".

"Ninguna nación, rica o pobre, grande o pequeña, es inmune a lo que eso significa", aseveró. El mandatario estadounidense recalcó que "somos la primera generación en ver el impacto del cambio climático y la última que puede hacer algo al respecto".