Publicado: 14.01.2014 17:39 |Actualizado: 14.01.2014 17:39

Hollande dice que los asuntos privados se tratan "en privado"

"Son momentos dolorosos", se limita a decir el presidente francés sobre la polémica que afecta a su vida personal tras conocerse su relación con una actriz.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente francés, François Hollande, dijo hoy que los asuntos privados se tratan "en privado" y rehusó pronunciarse sobre la polémica surgida en torno a su vida amorosa tras publicarse que mantiene una relación con una actriz, relación que no ha sido desmentida por el palacio del Elíseo.

Hollande comparecía ante los medios en una rueda de prensa para hablar sobre sus planes económicos para 2014. Era una comparecencia prevista desde hace semanas, pero en el ambiente sólo flotaba una cuestión: sus amoríos. De hecho, la primera pregunta que le hicieron fue si su pareja, Valérie Trierweiler, sigue siendo la "primera dama" del país. Ni planes económicos, ni el paro, ni nada por el estilo. El presidente francés declaró entonces que su comparecencia ante casi 700 periodistas no era "ni en lugar ni el momento" para hablar sobre su situación personal. Algo que comparten la mayoría de los franceses.

Hollande respondió a esa pregunta, la primera formulada después de un discurso sobre sus prioridades próximas en el cargo, que la entendía y respondió al periodista que se la hizo: "Estoy seguro de que usted comprenderá mi respuesta, cada uno puede atravesar desafíos en su vida personal, es nuestro caso".

"Son momentos dolorosos", añadió el presidente, quien agregó: "Pero tengo un principio, que los asuntos privados se traten en privado, con una intimidad respetuosa de cada uno".

"Estoy perfectamente protegido", dice Hollande

Y señaló, sin dar más precisiones, que responderá sobre esta cuestión "antes de la fecha que ha mencionado", en alusión a la próxima visita de Estado que le llevará a la Casa Blanca, donde se reunirá con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Era la primera vez que el presidente aludía a su situación personal desde que el pasado viernes un semanario del corazón publico fotografías que eventualmente demuestran que Hollande tiene una relación sentimental con la actriz Julie Gayet.

La pareja del presidente, Trierweiler, permanece ingresada en un hospital tras conocer la publicación de esa información y el asunto ha centrado la atención política desde entonces en Francia, aunque la opinión pública, según sondeos publicados este fin de semana, considera mayoritariamente que la vida sentimental de Hollande es un asunto privado.

Hollande también aseguró que está "perfectamente protegido" después de conocerse la facilidad con la que los periodistas pudieron controlar los movimientos del presidente francés. Además, el fotógrafo que tomó las fotos lo hizo desde un piso situado enfrente del de que utilizaba para sus encuentros con Gayet. Eso ha generado un debate en Francia sobre la seguridad que Hollande quiso zanjar lo antes posible.

El presidente de Francia, François Hollande, ha anunciado este martes que el Gobierno francés llevará a cabo recortes por importe de 50.000 millones de euros entre 2015 y 2017, que equivale a un 4% del total, aunque ha defendido que es posible conseguir este ahorro en las cuentas públicas manteniendo al mismo tiempo el modelo social.

En rueda de prensa, Hollande aseguró que es necesario recortar el gasto público para reducir los déficits o bajar los impuestos. En este sentido, recalcó que ya ha sido controlado en 2013 y que en 2014 se reducirá en 15.000 millones de euros. Para llevar a cabo este recorte inédito entre 2015 y 2017 el Gobierno francés va a constituir un "consejo estratégico del gasto" que se reunirá cada mes para evaluar las políticas públicas. "El Estado dará ejemplo en la reducción del gasto público", remarcó.

Por otro lado, Hollande remarcó que, tras una crisis "profunda y prolongada", desde hace seis meses el desempleo juvenil desciende y se han estabilizado las cifras de paro. Pese a esta nueva tendencia que comienza a esbozarse, aún no se ha "ganado la batalla del empleo". Por ello, Hollande ha defendió que si Francia quiere mantener el control de su destino debe recobrar su fortaleza económica, para lo que debe ir "más rápido, más lejos y acelerar y profundizar" en su proceso de recuperación.

En ese sentido, recordó que propuso un pacto de responsabilidad que plantea aliviar la carga fiscal soportada por las empresas a cambio de aumentar la contratación. "Ha llegado el momento de resolver el principal problema de Francia producir: más y mejor. Actuar sobre la oferta. Oferta crea demanda", incidió. Para ello, se ha marcado el objetivo de acabar para 2017 con las contribuciones familiares tanto para las empresas como para los autónomos, que suponen una carga fiscal de 30.000 millones de euros.