Publicado: 04.12.2013 14:04 |Actualizado: 04.12.2013 14:04

Hollande revela haber sido tratado de una inflamación "benigna" en la próstata

Según una emisora francesa, el presidente galo requirió de cirugía y pasó una semana ingresado en el hospital justo antes de presentarse a las presidenciales de 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente francés, François Hollande, ha admitido este miércoles que siguió un tratamiento por una inflamación de la próstata justo antes de presentarse a las elecciones, después de que una emisora de radio revelase que la enfermedad era "benigna".

La salud de los líderes franceses ha sido un asunto sensible desde que el presidente François Mitterrand mantuviese en secreto su cáncer de próstata durante más de una década de sus 14 años en el poder. Murió menos de un año después de abandonar el cargo, en 1995.

Un comunicado emitido por la oficina de Hollande, de 59 años, asegura que pasó algunos días en el hospital en febrero de 2011 y que fue tratado por "una inflamación benigna de la próstata" ."No se consideró un seguimiento necesario tras la operación",  añade el documento. El líder socialista ha emitido dos informes médicos desde que se convirtió en presidente en mayo de 2012, el último de ellos en marzo de este año.

La radio estatal France Info informó el miércoles de que Hollande fue tratado en dos ocasiones del problema, y que la segunda implicó cirugía y una semana ingresado en el hospital.

La carrera de Hollande por la presidencia comenzó en marzo de 2011, cuando se presentó en las primarias del Partido Socialista. En los comicios de mayo del 2012, venció a su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy, y se convirtió en el primer jefe de Estado socialista de Francia desde Mitterrand.

El cáncer de próstata que finalmente acabó con la vida de Mitterrand fue diagnosticado apenas unos meses después de ser elegido presidente en 1981, pero sólo se hizo público en 1992, ya avanzado su segundo mandato.

El médico del exmandatario, Claude Gubler, reveló tras su muerte que los informes públicos de salud regulares durante su gobierno fueron falsos. Georges Pompidou, presidente entre 1969 y 1974, también murió de un cáncer que se había mantenido en secreto durante mucho tiempo.

Aunque no hay una obligación legal para ello, muchos líderes franceses recientes, desde Jacques Chirac hasta Sarkozy y ahora Hollande, han querido despejar cualquier duda comprometiéndose a emitir cualquier asunto relevante sobre su salud al público.

Los dos partes médicos oficiales sobre la salud de Hollande en lo que va de su mandato han calificado como "normal" el estado de salud del mandatario.