Público
Público

Un hongo reduce a la mitad la producción de opio en Afganistán

Algunos campesinos habían acusado a las tropas extranjeras de estar detrás de la plaga, algo rechazado por la OTAN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una plaga causada por un hongo ha reducido en 2010 la producción de opio en Afganistán a la mitad. Según un informe de la ONU, esto ha provocado que por primera vez desde 2005 se dispare el precios de la adormidera.

Los campesinos afganos habían acusado a las tropas de la OTAN de ser los causantes del mal de sus cosechas, aunque Naciones Unidas, que lleva investigando el fenómeno desde mayo, asegura que la plaga es totalmente natural.

Mientras que la extensión del cultivo de amapola permanece inalterada respecto a 2009 en 123.000 hectáreas, la producción de opio se hundió un 48 por ciento hasta las 3.600 toneladas, isegún indicó la ONU en su informe anual sobre el opio en el país asiático.

'Es una buena noticia pero no hay espacio para un falso optimismo. El mercado puede llegar a ser otra vez lucrativo para los cultivadores de amapola, así que tenemos que seguir de cerca la situación', explicó Yury Fedotov, director de la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD).

Por primera vez desde 2005, el precio de la amapola ha subido -un 164 por ciento, hasta los 169 dólares por kilo-, lo que resta atractivo a los cultivos legales, como el trigo, alentados por la ONU entre los agricultores. 'Estamos preocupados porque un alto precio del opio combinado con uno bajo del trigo pueda llevar a algunos agricultores de nuevo a cultivar opio', señaló Fedotov.

La ganancia por hectárea de adormidera ha crecido en el último año un 36 por ciento, hasta los 4.900 dólares, mientras que la de trigo ha bajado otro 36 por ciento, hasta los 770 dólares.

Y la subida de los precios ha elevado también la cantidad de dinero que genera la amapola en su fase de producción agrícola, al pasar de los 438 millones en 2009 a los 604 de este año, una subida del 38 por ciento, según los cálculos de la ONU.

Los agricultores que viven de la amapola representan un 6 por ciento de la población del país, y se ha convertido en sustento para 248.700 familias afganas, un uno por ciento más que en 2009.

El 98 por ciento del cultivo sigue localizándose en seis de las 34 provincias afganas, justo aquellas situadas en el sur y el oeste con mayor actividad de la insurgencia talibán, lo que refuerza el vínculo entre los plantíos de adormidera y la violencia.

Afganistán monopoliza las exportaciones mundiales de opio que sirve para sacar la heroínaSolamente en la provincia de Helmand se planta el 53 por ciento de la adormidera del país, que financia una parte de la actividad insurgente.

Kandahar, la otra provincia del sur con gran actividad talibán, ha sido la única en la que se ha producido un incremento significativo del cultivo.

La ONU también ha llamado a las autoridades afganas a luchar contra la corrupción para hacer la reducción de la 'economía del opio' más efectiva. 'La corrupción y el tráfico de drogas se alimentan uno del otro y socavan todo el esfuerzo de desarrollo en Afganistán. Debemos continuar alentando al Gobierno afgano a luchar contra la corrupción', enfatizó Fedotov.

También instó a los países donde se encuentran los consumidores de heroína a reducir la demanda de la droga para hacer más eficaz la lucha contra el opio en el país asiático. Afganistán casi monopoliza las exportaciones mundiales de opio, la materia prima de la mayor parte de la heroína que se consume en el mundo, y sus ingresos financian hasta el 15 por ciento de las actividades de la insurgencia talibán, según la ONUDD.