Público
Público

Un hotel niega la entrada al líder de la ultraderecha alemana

El establecimiento argumenta que Voigt no puede exigir una tolerancia que él no practica. El ultraderechista recurrirá al Supremo ya que se siente "discriminado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD), Udo Voigt, ha recurrido al Tribunal Supremo de Alemania contra un hotel que le negó alojamiento. Voigt alega que se le discriminó y que en cambio sí acepta, por el principio de la tolerancia, a 'negros, musulmanes e impedidos físicos'.

El establecimiento argumenta que ni Voigt ni su partido pueden pretender exigir una tolerancia que ellos mismos no practican. La esposa del líder ultra había reservado en diciembre de 2009 una estancia para cuatro días a través de una agencia de viajes, a lo que siguió una negativa del hotel. Las 'convicciones políticas' de Voigt no eran 'conformes' con el objetivo del establecimiento de ofrecer a todo huésped 'una excelente sensación de bienestar', fue la respuesta.

Voigt, presidente del principal aglutinador de la militancia neonazi en Alemania, presentó recurso al Supremo por considerar que la negativa a alojarle atenta contra las normas de una sociedad democrática tolerante,  según informa el semanario 'Der Spiegel'. La demanda se dirige contra el lujoso Hotel Esplanade de Bad Saarow, población cercana a Berlín conocida por sus termas y balnearios. Voigt argumenta que la presencia de 'negros africanos, musulmanes e impedidos físicos' también podría 'molestar' a otros huéspedes, pero que las reglas democráticas obligan a observar la tolerancia por encima de lo que 'unos u otros consideren una provocación'.

El hotel: 'No se pueden exigir tolerancia para aquellos no la practican' 

EL NPD, con unos 6.800 afiliados, es la mayor formación ultraderechista de Alemania, con escaños en dos cámaras regionales, Sajonia y Mecklenburgo Antepomerania. En los últimos cinco años ha perdido un tercio de su militancia, lo que ha acelerado su fusión con la Unión del Pueblo Alemán (DVU), algo más moderado dentro de la ultraderecha, aunque ninguna de las dos formaciones ha obtenido nunca escaños en el Parlamento federal (Bundestag), por no haber alcanzado el mínimo del 5%.

El Gobierno y el Parlamento federal pidieron la prohibición del NPD al Tribunal Constitucional, en 2005, pero la solicitud fue denegada tras un largo proceso por razones formales.