Público
Público

HRW exige a Libia que entregue a La Haya al hijo de Gadafi para juzgarlo

Saif al Islam está acusado de crímenes de guerra. Su juicio en Trípoli comenzaba este jueves pero ha sido aplazado hasta diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización Human Rights Watch (HRW) ha pedido este jueves a Libia que entregue lo antes posible a Saif al Islam, hijo del asesinado dictador libio Muamar al Gadafi, a la Corte Penal Internacional (CPI), donde está acusado por crímenes contra la humanidad. La decisión de Libia 'de seguir adelante con un proceso nacional contra Saif al Gadafi, cuando existe una orden de la CPI para que sea entregado a La Haya es un serio error', dijo el director de Justicia Internacional de HRW, Richard Dicker, mediante un comunicado. Las autoridades libias confirmaron esta mañana que han decidido posponer el juicio, que debía comenzar hoy, hasta el mes de diciembre.

Dicker recordó que Libia 'garantizó al Consejo de Seguridad de la ONU que iba a cooperar con la Corte, por lo que tiene que entregar a Saif al Gadafi a La Haya (sede de la CPI) sin más dilaciones'.  En julio pasado esa corte internacional rechazó la petición libia de retrasar la entrega del hijo de Gadafi ya que se le iba a juzgar en el país, y señaló a sus autoridades que transferir a Saif al Islam a La Haya no impide que en su país se investigue el caso.

Pese a que Libia no es un signatario del tratado que establece la CPI, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución por la que se enviaba el caso de ese país ante el alto tribunal y requería su plena cooperación, lo que incluye adherirse a sus procedimientos y acatar sus decisiones y peticiones. HRW recordó que el alto tribunal considera que Libia no ha proporcionado pruebas suficientes que demuestren que investiga el mismo caso que la CPI, además de que los jueces internacionales consideran que las autoridades de ese país no han sido capaces de asegurar una representación legal para el acusado ni han facilitado su transferencia a la custodia gubernametal.

Saif al Islam, retenido en la ciudad de Zintan, a 170 kilómetros al suroeste de Trípoli, debía comparecer este jueves ante la sala de acusaciones del Tribunal de esa ciudad por los cargos de asesinatos e incitación a la violencia.El hijo de Gadafi iba a ser juzgado hoy con otros 38 dirigentes del régimen. Sin embargo, los rebeldes han rechazado su traslado alegando que no tenían garantías suficientes en cuanto a las condiciones de seguridad en Trípoli. El resto de acusados sí han estado presentes ante los magistrados de la sala de acusación en una sesión a puerta cerrada, cuyo acceso estuvo prohibido al público y a la prensa. El proceso a Al Islam habría sido aplazado hasta el 12 de diciembre.

En una declaración a la prensa ayer, el procurador general, Abdelkader Reduan afirmó que se reúnen todas las condiciones para que la justicia siga su curso y que los derechos de los acusados están garantizados por la ley.

 Después de la caída de Trípoli en manos de los rebeldes y el total hundimiento del régimen totalitario de su padre el 20 de octubre de 2011, Saif al Islam entró en la clandestinidad y fue capturado por los rebeldes el 19 de noviembre del mismo año en el sur del país y conducido a Zintan.

La Corte Penal Internacional de La Haya ha emitido un mandato de detención internacional de Saif al Islam por crímenes de guerra y solicitado a las autoridades libias su entrega para juzgarle, pero Trípoli lo ha rechazado con el argumento de que el juicio del hijo del dictador es un derecho del pueblo libio.

DISPLAY CONNECTORS, SL.