Público
Público

"La huelga quiere destruir el bastión moral que es Cuba"

Intelectual cubano. Sostiene que hay una "campaña mediática" contra el régimen castrista para "derrocar la revolución" y convertir la isla al capitalismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente cubano, Raúl Castro, reiteró el pasado lunes su posición ante la crisis causada por la muerte por huelga de hambre del disidente Orlando Zapata y ante el pulso que mantiene otro huelguista, Guillermo Fariñas. Antes desaparecer que doblegarse. ¿Ceder? ¡Jamás! La intelectualidad del régimen cierra filas con él y despliega una unidad sin suras. Enrique Ubieta, escritor y director de la publicación La calle del medio, está en España para contrarrestar lo que considera "una campaña de descrédito para destruir el bastión moral cubano".

¿Cuál es su visión de la crisis que vive Cuba a raíz de los casos Zapata y Fariñas?

La Administración de Obama ha comprendido que el resurgir de la izquierda latinoamericana y el tercer mundo tienen en Cuba un bastión moral. Esta campaña de descrédito tiene una intención específica: quebrar ese símbolo. Tratan a toda costa de destruir un símbolo de la izquierda en todo el mundo, diría más, un escudo. La izquierda en el mundo puede tener tropiezos, problemas, pero siempre tiene el escudo de Cuba. Y lo quieren quebrar. Sobre la huelga de hambre hay una cuestión macabra: la amplificación del tema estimula esa actitud, la autoinmolación. La visibilidad que se le da lo promueve, lo sitúa en el plano del heroísmo, del martirologio. Quieren tener un mártir que enarbolar como trofeo y con el que chantajear a Cuba.

Para salir de una crisis hay que ceder. Hasta Marruecos cedió en la huelga de hambre de Aminatou Haidar.

Lo único que puede parar esto es la seguridad de que Cuba va a mantenerse firme. Marruecos es un estado represor amamantado por los grandes países de carácter imperialista, incluida España probablemente. Esa saharaui era una mujer que peleaba a contracorriente, con pocas posibilidades de apoyo, y encontró ese espacio para protestar. Aquí hablamos de la situación inversa. Hablamos de un huelguista apoyado por los países imperialistas, con toda la gran prensa a sus espaldas, frente a un Estado con pocos recursos de tipo mediático y económicos para defenderse.

Fariñas sólo pide la excarcelación de 26 presos cuya salud es precaria.

Tú sabes que Fariñas ha hecho 20 huelgas de hambre, según ha dicho. Algunas por las cosas más inusitadas. Una vez quería que le pusieran Internet en casa. Infinidad de despropósitos. El objetivo final de estas huelgas no es el que dicen quienes las llevan a cabo, es derrocar a la revolución.

¿Ha visitado las cárceles?

No.

El cantautor Silvio Rodríguez ha dicho que hay "montones de cosas por revisar".

Silvio habló de cambios de la misma forma que Raúl habló de cambios. Se han manipulado las declaraciones deSilvio para presentarlo como un posible opositor.

"Se ha manipulado lo que dijo Silvio para presentarlo como un opositor"

¿Y qué cambios, según usted, ha traído Raúl?

Cuando ustedes hablan de cambio hablan de que Cuba vuelva a ser "normal", o sea, capitalista y dependiente de Estados Unidos, que tenga ricos y pobres, desempleados y gente analfabeta, como antes de la revolución. Nosotros queremos otros cambios. Queremos que nuestro socialismo sea más eficiente, más participativo de lo que es.

¿Qué le parece que la marcha de un pequeño grupo como las Damas de Blanco encuentre gritos, insultos y agresiones?

¿Sabes lo que genera la agresividad? No las Damas, es ver en la marcha al jefe de la Oficina de Intereses de EEUU, o a diplomáticos alemanes, checos. ¿Qué hacen ahí?

¿Le parece bien que las Damas se manifiesten?

"Marruecos esun estado represor, en Cuba se da la situación inversa"

Sí, pero mire el Código Penal español, artículo 592: "de 4 a 8 años de cárcel para aquel que perjudique la autoridad del Estado y comprometa la dignidad o los intereses vitales del país o mantuvieran inteligencia o relación de cualquier género con Gobiernos extranjeros [o] sus agentes". Esas personas terminan las marchas y se reúnen en la Oficina de Intereses [de EEUU]. ¿Cómo catalogas eso? ¿Como oposición o entran dentro de lo que plantea el Código Penal español?

¿Qué espera de España y de la presidencia de la UE?

A estas alturas nada. Más allá de las buenas intenciones.

¿Y de América Latina? El Senado de México ha condenado lo ocurrido.

América Latina ha comprendido que puede manejarse sin contar con EEUU con los poderosos de siempre. La OEA está en crisis total. Por eso es tan vital para EEUU destruir a Cuba. Eso lo saben los latinoamericanos y no se han subido al carro de esta campaña mediática. Lo de México es ínmo. No tiene trascendencia. Esta es una campaña de España, y de medios europeos y de EEUU.

Y en España, ¿de quién?

De la derecha española, que tiene el dominio de los medios y cuenta con la indecisión de la izquierda; indecisa respecto a cierta visión de sí misma, a dónde están sus valores, su historia. Tiene cierto complejo histórico vergonzante, por errores del pasado, y eso la acaba. No ha reaccionado como se espera que reaccione.