Público
Público

Hugo Chávez regala a Colombia la captura de un capo de la droga

La detención del Valenciano', un heredero de Pablo Escobar, allana la cumbre de Caracas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La gran semana continental y diplomática de Hugo Chávez comenzó con un regalo. Una 'coincidencia feliz', según el mandatario venezolano. 'Quiero agradecerle la captura del capo alias el Valenciano, una persona de alto valor objetivo'. Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, hablaba emocionado. Su par, el líder bolivariano, le miraba y asentía. 'El jefe de Los Paisas nos ha causado un daño terrible, tenía bajo su mando una estructura del crimen y del narcotráfico', enfatizó Santos. Así, entre abrazos y alegrías, comenzó en Caracas la minicumbre con Santos, su 'nuevo mejor amigo', como le calificó hace meses el mandatario bolivariano.

Y no es para menos. Maximiliano Bonilla, el Valenciano o el Futbolista, manejaba las rutas del narco a EEUU a través de Centroamérica, además de capitanear 32 bandas y con 1.500 hombres en Medellín. Las autoridades colombianas y estadounidenses habían puesto precio a su cabeza: cinco millones de dólares. Es el mayor traficante del país junto al Loco Barrera.

Chávez aprovechó el éxito policial para limar las asperezas que causan las FARC

Su nombre ya era una leyenda en la Antioquia colombiana desde que se transformara en el hombre de confianza del mítico don Berna, preso actualmente en Estados Unidos, quien pasó de socio a enemigo acérrimo de Pablo Escobar. De él se cuenta que comenzó como sicario desde muy joven hasta convertirse en el jefe de la Oficina (una especie de cartel) del Envigado. Una carrera vertiginosa que terminó la noche del domingo al ser capturado en una operación conjunta de ambas policías en el estado de Aragua.

'Desde hace tiempo veníamos detrás de este sujeto', añadió Chávez. 'Hace mucho daño a Colombia, pero también a nosotros. Con él vienen las redes de espionaje, de narcotráfico, la capacidad para corromper y dañar a la sociedad', declaró determinante el presidente venezolano.

Chávez, incluso, aprovechó el éxito policial de su Gobierno para limar las hipotéticas asperezas que se pudieran presentar en torno a las FARC. La elección de Timochenko como nuevo líder guerrillero había suscitado controversia en Colombia, dados los informes de la inteligencia militar que situaban a Rodrigo Londoño en la frontera con Venezuela, incluso en el interior del país vecino. Un cable de Wikileaks, fechado en 2006, localizaba al guerrillero en el poblado venezolano de Tres Bocas recibiendo suministros del Ejército chavista.

Caracas acoge tres cumbres: la Celac aspira a ser una OEA sin EEUU ni Canadá

Eran otros tiempos los de Uribe y Chávez quiso dejarlo muy claro: 'Sepa Colombia, se lo ratifico, que haremos todo lo que está a nuestro alcance para impedir que desde territorio venezolano se atente contra Colombia, ya sea guerrilla, narcotráfico o paramilitares'.

Palabras contundentes para cerrar el reencuentro entre Chávez y Santos, que se había estirado en el tiempo tras las dos operaciones y las cuatro quimioterapias sufridas por el venezolano. Todo un éxito diplomático para la primera jornada de una semana en la que el mundo mirará a Caracas, sede de tres cumbres continentales: Celac, Unasur y PetroCaribe.

La Cumbre de Estados de Latinoamérica y Caribe, que se postergó por su enfermedad, ha levantado todo tipo de expectativas. 'En Caracas va a nacer un nuevo organismo, esto es algo histórico. Es un primer paso, no es la victoria', adelantó Chávez el domingo en un Consejo de Ministros especial. Algunos analistas creen que la Celac pretende convertirse en una nueva OEA sin la presencia de EEUU ni la de Canadá.

Al margen de la presencia de una treintena de mandatarios, se medirá la capacidad diplomática de Chávez, que personalmente ha convencido durante semanas a los otros líderes para que no faltaran a la cita. Y también su estado físico, tras cuatro distintos informes que ponían en duda la curación de su cáncer, que sigue siendo un secreto de Estado.