Público
Público

El humo de los incendios convierte a Moscú en una ciudad fantasma

La nube de humo es tan densa que los visitantes de la Plaza Roja apenas aciertan a avistar las cúpulas multicolores de la Catedral de San Basilio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El humo de los incendios forestales convirtió hoy a Moscú en una ciudad fantasma, donde en algunos barrios la visibilidad era de apenas 200 metros y el intenso olor a quemado penetraba en las casas. La nube de humo es tan densa que los visitantes de la Plaza Roja apenas aciertan a avistar las rojas murallas y torres del Kremlin o las famosas cúpulas multicolores de la Catedral de San Basilio.

Los turistas que viajan en los barcos que surcan las aguas del río Moscova apenas pueden ver la otra orilla, mientras en los edificios oficiales y de oficinas el humo se ha colado en los pasillos y despachos. Pese al humo, el picor en los ojos y la carraspera, algunas parejas de novios no dejaron de cumplir con la antigua tradición de fotografiarse en la plaza Roja. Moscú había amanecido cubierta por un manto de humo en varias ocasiones en las últimas dos semanas debido a los numerosos incendios en la región, pero el cielo se despejaba con el paso de las horas y el aumento de la temperatura.

Pero hoy ni siquiera las temperaturas de cerca de 35 grados centígrados consiguieron elevar la masa de humo sobre la capital rusa, provocada por el aumento de los incendios de turba en las afueras de la ciudad. Algunos usuarios del metropolitano usan mascarillas o utilizan pañuelos húmedos para respirar mejor; muchos se frotan los ojos y carraspean con frecuencia. Debido al humo y el calor, el Kremlin ha decidido cancelar el cambio de guardia ecuestre, uno de los espectáculos preferidos por los turistas.

Según el Departamento de Protección Ambiental del Ayuntamiento de Moscú, la concentración sustancias nocivas en la atmósfera supera en más de 5 veces los niveles máximos que establecen las normas sanitarias. Las autoridades sanitarias han recomendado a los moscovitas que se abstengan de salir a la calle para evitar golpes de calor y utilicen mascarillas para prevenir problemas respiratorios, aunque en muchas farmacias éstas se agotaron hoy.