Publicado: 22.09.2015 13:17 |Actualizado: 22.09.2015 13:17

Hungría construirá más vallas fronterizas para frenar la oleada masiva de refugiados

El gobierno húngaro ha autorizado la movilización del Ejército para defender sus fronteras en apoyo a la policía. Croacia ha bloqueado sus carreteras locales ante la llegada desde Serbia de unos 35.000 inmigrantes. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Miles de refugiados cruzan la frontera con Austria en Hegyeshalom (Hungría)./ REUTERS/ David W Cerny

Miles de refugiados cruzan la frontera con Austria en Hegyeshalom (Hungría)./ REUTERS/ David W Cerny

BUDAPEST/ZAGREB/VIENA/.- El Gobierno de Hungría vuelve a apostar por la construcción de más vallas fronterizas en un intento de frenar la oleada masiva de refugiados. Un decreto, publicado anoche en la gaceta oficial y firmado por el primer ministro, Viktor Orbán, pide a los ministros de Interior y de Defensa preparar nuevas vallas, aunque sin especificar dónde.

La prensa especula que podría ser en la provincia de Zala, fronteriza con Croacia, desde donde entran desde la semana pasada miles de refugiados cada día.

El decreto ordena en las provincias donde se ha declarado el "estado de crisis por inmigración masiva", seis en total, la preparación y construcción del "cierre temporal de la frontera".



Las autoridades húngaras han declarado el "estado de crisis" en las provincias de Csongrád, Bács-Kiskun, Baranya, Vas, Somogy y Zala, toda ellas fronterizas con Croacia o Serbia.

Hungría ya ha construido anteriormente una valla de metro y medio, y está terminando otra, de 4 metros de altura, a lo largo de la frontera con Serbia, y quiere elevar lo mismo con Croacia, siempre con el objetivo de evitar que los refugiados entren en el país.

Después de que se cerrara herméticamente la frontera con Serbia el pasado 15 de septiembre los inmigrantes han optado por seguir hacia Austria por Croacia y Eslovenia. En los últimos días, alrededor de 20.000 refugiados han llegado a Hungría desde Croacia, transportados hasta la frontera por las autoridades croatas que después, ya en territorio húngaro, son llevados por las autoridades magiares a Austria en trenes y autobuses.

Según la policía húngara, ayer fueron interceptados 5.530 refugiados que entraron en el país de manera ilegal.

Por otra parte, el Parlamento húngaro aprobó este lunes una ley que entra en vigor hoy y que autoriza la movilización del Ejército en la defensa de las fronteras, para apoyar a la policía. Los soldados podrán hacer uso de material antidisturbios como pelotas de goma y gases lacrimógenos, pero sólo podrán emplear sus armas de fuego si sus vidas corren peligro.

Crece la llegada de refugiados a Croacia procedentes de Serbia

Varios miles de refugiados siguen entrando hoy desde Serbia a Croacia de forma ilegal e incontrolada, informaron los medios de comunicación croatas.

Según datos del Ministerio croata del Interior, hasta las 09.00 horas(07.00 GMT), en Croacia han entrado casi 35.000 refugiados, de ellos 2.400 desde la pasada medianoche.

El número de llegadas es tal que han sido bloqueadas todas las carreteras locales en la zona fronteriza entre Croacia y Serbia, asegura la agencia de noticias croata Hina.

Los refugiados llegan a las ciudades de Tovarnik y Bapska, en el extremo este del país, en la frontera serbia.

La policía está orientando el paso de los que entran por senderos ilegales hacia el centro de recepción de refugiados en Opatovac, donde había al mediodía de hoy unos 2.500 inmigrantes.

Según algunos medios, el enorme flujo de refugiados a Croacia es probablemente "el comienzo de las contramedidas" anunciadas por el Gobierno serbio que exige de Croacia la apertura de la frontera para el tránsito de camiones. 

Suspendidos hasta el 4 de octubre los trenes entre Salzburgo y Múnich

Las conexiones ferroviarias directas entre Salzburgo y Múnich, el principal centro de acogida para los refugiados que llegan a Alemania, serán suspendidas hasta el próximo 4 de octubre, ha anunciado este martes la empresa federal de trenes austríaca ÖBB.

Rene Zumtobel, portavoz de ÖBB, señaló en declaraciones a la agencia de noticias austríaca APA que la empresa ferroviaria alemana Deutsche Bahn (DB) le ha informado sobre este corte de servicios.

A partir de hoy, los trenes austríacos solo llegarán hasta la estación Salzburgo-Liefering, justo en la frontera entre Austria y Alemania.

Según ÖBB, de aquí al 4 de octubre no habrá conexiones de ÖBB de ningún tipo hacia el otro lado de la frontera y los clientes deberán ir en taxi o autobús hasta Freilassing, la primera localidad alemana detrás de la frontera. Desde Freilassing, los pasajeros podrán seguir su viaje a Múnich en trenes de DB.

La conexión directa entre Salzburgo y Múnich ha sido en las últimas semanas la más frecuentada para el traslado de decenas de miles de refugiados que llegaron de Hungría a Austria.

El traslado de refugiados de Austria al país vecino se ha ralentizado desde que Alemania introdujera la semana pasada controles fronterizos entre ambos países, a lo que se suma la suspensión de conexiones directas entre Salzburgo y Múnich, que frenará más todavía el ritmo de salidas de refugiados desde Austria en dirección del país vecino.