Público
Público

El huracán 'Irene' amenaza las costas del Caribe

El Centro Nacional de Huracanes de EEUU ha indicado que puede alcanzar el nivel 3 ó 4 en la escala Saffir-Simpson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán 'Irene' podría convertirse hoy en un ciclón de gran intensidad mientras se desplaza por las regiones del Caribe, según ha pronosticado el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU.

''Irene', que se mantiene como un ciclón de categoría 2 con vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora, podría transformarse en un huracán de categoría mayor en las próximas 48 horas', ha explicado el CNH, que ha concretado que, a su paso por las aguas más cálidas del mar Caribe, el huracán podría alcanzar el nivel 3 ó 4 en la escala Saffir-Simpson, que cuenta con cinco categorías.

El vórtice del huracán se encuentra a 110 kilómetros al sur de Gran Turco, en Turcos y Caicos, y a 85 kilómetros al norte-noroeste de Puerto Plata, en República Dominicana, según ha explicado el CNH en su boletín. En su desplazamiento por la República Dominicana, un total de 11.157 personas ha tenido que abandonar sus hogares debido a las lluvias que ha provocado.

Según ha informado el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), las lluvias mantienen incomunicadas a 25 localidades de las provincias El Seibo y San Pedro de Macorís en el este y a Monte Plata al sureste. Entre las provincias afectadas por las lluvias en el país se encuentran María Trinidad Sánchez, Duarte y Samaná, en el noreste; La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, al este; así como Santiago, La Vega y Monseñor Nouel, en el norte. 

Los pronósticos a cinco días del CNH  muestran al huracán cerca de la costa este de Florida, en Estados Unidos, como un ciclón de gran intensidad, dirigiéndose hacia Carolina del Norte, donde posiblemente toque tierra el domingo por la tarde.

Las Naciones Unidas ha anunciado su puesta en marcha de recursos para hacer frente al impacto del huracán 'Irene' a su paso por la región del Caribe. Su Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en cooperación con las autoridades nacionales e internacionales, centrará buena parte de sus esfuerzos en Haití, el país más pobre de la región, donde la institución ha activado una operación conjunta con la misión de la ONU (MINUSTAH) para establecer centros de respuesta.

La portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitrios, Elisabeth Byrs, ha explicado en una rueda de prensa en Ginebra que los recursos adicionales con que se dotará a Haití pretenden afrontar los posibles efectos del huracán: que las lluvias se conviertan en fuertes inundaciones y deslizamientos de tierra en la parte norte del país.

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de la ONU ha enviado un convoy adicional de camiones cargados con galletas energéticas a zonas remotas del norte haitiano, 'con el objetivo de asistir a la población con rapidez si es necesario', ha explicado Byrs. Antes del inicio de la temporada de ciclones en el Atlántico, ya se habían enviado provisiones de alimentos a 35 regiones del país, con la intención de alimentar a 500.000 personas durante 26 días. 

Existen asimismo 102.798 tiendas de campaña almacenadas en el país, con un suministro adicional disponible en Panamá. Y en Puerto Príncipe, la capital, están preparados 360 centros de evacuación que darían refugio a 50.000 personas durante 48 horas.

Byrs ha indicado que la situación es difícil también en Puerto Rico. Allí unas 800.000 personas se quedaron sin suministro eléctrico, otras 100.000 sin suministro de agua 'durante algunas horas', y más de 700 personas han tenido que abandonar sus casas.