Público
Público

Identificado el tercer cuerpo de los naúfragos españoles en México

Se trata de Irene Carbó Xifre, procedente de Girona. Fue hallada en la zona donde desaparecieron los cuatro jóvenes españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades mexicanas identificaron al tercer cadáver recuperado en el río en el que desaparecieron cuatro jóvenes españoles la semana pasada. El ha sido identificado como el de Irene Carbó Xifre, originaria de Cassà de la Selva, en la provincia española de Girona, informaron fuentes de Protección Civil del estado de San Luis Potosí.

Las otras dos jóvenes identificadas hasta ahora son Neus Terradas y su hermana Núria , todas ellas procedentes también de la pequeña población de Cassà de la Selva, en el noreste de España.

Irene Carbó Xifre fue identificada por su padre, Joan Carbó, quien se encuentra en la zona del siniestro, dijo Gerardo Cabrera, titular de Protección Civil de San Luis Potosí.

Neus Terradas Trias estudiaba en la Universidad de Tampico, mientras que su hermana Núria y su amiga Irene Carbó habían ido a visitarla. Los tres cuerpos fueron encontrados a unos 70 kilómetros del lugar donde ocurrió la tragedia, en mal estado de conservación por los días transcurridos en el agua y la turbulencia del río. Todavía no ha sido hallado Francesc Espasa, residente en Palma de Mallorca, el único de los cuatro españoles que permanece desaparcido.

Espasa había viajado a México para participar en un proyecto de cooperación para facilitar el acceso a internet de las comunidades más apartadas, y tras finalizar el trabajo había decidido conocer un poco el país.

Un juez mexicano ha decretado prisión para el barquero y el guía que acompañaron a los seis españoles en la balsa con la que sufrieron un accidente en un río del Estado de San Luis de Potosí, en el centro del país.

El primer secretario de la Embajada de España en México, Antonio Casado, ha informado de la decisión adoptada por el juez que investiga el caso después de haber tomado declaración al patrón de la lancha y al guía turístico.

La semana pasada un grupo de seis españoles, acompañados por un guía y un barquero, se accidentaron cuando intentaban cruzar en una barca de madera el río Tanchachín, en el centro del país, para visitar la famosa cascada de Tamul, si bien las autoridades mexicanas habían prohibido la navegación en la zona por intensas lluvias.

El guía convenció a los muchachos de que podría llevarlos a la cascada de Tamul. Pese a que las lluvias habían aumentado el caudal y la fuerza del río, el barquero les aseguró que no había peligro. Sin embargo, casi al llegar a la otra orilla, saltó de la barca abandonándolos a la fuerte corriente. El barco volcó y los chicos cayeron al agua. Sólo dos pudieron nadar hasta la orilla, el resto fue arrastrado por las aguas del río.

Bernat Palau y Aina Frau, los dos supervivientes españoles del accidente, regresan hoy a España después de haber tomado un vuelo desde la capital mexicana, según informaron fuentes diplomáticas. Palau y Frau, que habían trabajado con Espasa en el citado proyecto de cooperación, llegarán a Madrid y a continuación se desplazarán a Palma de Mallorca para encontrarse con sus familias.