Público
Público

Identifican restos de 114 desaparecidos en Argentina

Los restos identificados corresponden a las víctimas de las desapariciones forzadas que se dieron durante la última dictadura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En Argentina se ha dado hoy otro paso hacia adelante en el camino por dignificar la memoria de las víctimas de las dictaduras. En este país del cono sur se aplican desde hace tiempo políticas activas encaminadas a restablecer la justicia para quienes sufrieron graves pérdidas en la última dictadura que azotó el país y que dejó alrededor de  30.000 desaparecidos.  

En esa línea, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y el Equipo Argentino de Antropología Forense identificaron los restos de 114 personas que fueron víctimas de las desapariciones forzadas que tuvieron lugar entre1974 y 1983, informaron hoy fuentes oficiales.

La identificación de estos restos forma parte de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Víctimas de Desaparición Forzada mediante la cual se han recogido muestras de sangre de 1.900 personas que buscan saber si los restos humanos encontrados hasta el momento corresponden a familiares desaparecidos en la provincia de Buenos Aires.

'Para nosotros es una tarea fundamental poder contribuir desde el sistema sanitario provincial en materia de derechos humanos a fin de aliviar el dolor y la incertidumbre de tantas familias que fueron víctimas del terrorismo de Estado', dijo hoy el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia.

La directora del Instituto Provincial de Hemoterapia, Nora Etchenique, explicó que 'hasta el momento 114 familias que hacía décadas esperaban noticias de un familiar desaparecido, con el enorme dolor e incertidumbre que significa la 'desaparición', pudieron, de algún modo, cerrar el duelo de un episodio siniestro en la vida de tantos argentinos'.

El Equipo de Antropología Forense, a solicitud de la Justicia, exhumó desde 2008 restos humanos enterrados como 'NN' (sin identificar) en cementerios, áreas costeras y lugares donde funcionaron centros clandestinos de detención en diversos puntos de la provincia de Buenos Aires.

A partir de allí, se convocó a los familiares a aportar una muestra de sangre para cotejar sus ADN con los de los restos hallados.

Este acontecimiento ha tenido lugar en el marco del proceso judicial que se sigue contra el dictador Jorge Rafael Videla acusado de crímenes de lesa humanidad.