Público
Público

La Iglesia católica de Australia pide perdón a las víctimas sexuales de sus sacerdotes

Las disculpas llegan tras destaparse 620 casos de abusos a menores por parte de curas en el país. La Policía acusó a la jerarquía de encubrir la pederastia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El máximo representante de la Iglesia Católica en Australia y arzobispo de Sídney , George Pell, ha pedido este lunes perdón a las víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes y profesores cristianos.

Las disculpas llegan después de que, el pasado mes de septiembre, la misma Iglesia admitiese 620 casos de abusos sexuales a menores cometidos por curas desde 1930 hasta la actualidad, y de que la Policía del Estado de Nueva Gales el Sur, en noviembre, acusase a la Iglesia católica de encubrir casos de pedofilia, silenciar las investigaciones sobre los mismos y destruir evidencias cruciales para que no prosperasen procesos judiciales. 

'Mi corazón y el corazón de todos los creyentes y de todas las personas está con todos los que no pueden hallar la paz en estos momentos, especialmente con aquellos que han sido agredidos por nuestros compañeros cristianos, funcionarios cristianos, sacerdotes, religiosos y maestros', dijo este lunes el arzobispo Pell en un mensaje a la comunidad.

'Me siento profundamente dolido por estos hechos', apuntó. El arzobispo australiano dijo que se siente conmocionado y avergonzado por estos abusos, que, señaló, van en contra las enseñanzas de Jesús e instó a los cristianos a cobijarse en la fe en Dios para afrontar estos desastres.

En noviembre el Gobierno australiano anunció la creación de una comisión para investigar los abusos sexuales a menores cometidos por miembros de organizaciones religiosas, sociales o de instituciones estatales. Esta iniciativa fue anunciada después de que la Policía del estado de Nueva Gales del Sur acusó a la Iglesia católica de encubrir casos de pederastia, aparentemente para obstaculizar la investigación y con el fin de ocultar evidencias que permitan emprender procesos judiciales.

Por su lado, el arzobispo de la Iglesia Anglicana de Sídney, Peter Jensen, recordó en su mensaje navideño la importancia de la reconciliación con los indígenas australianos.