Público
Público

La Iglesia chilena pide perdón por sus pecados y "delitos"

El arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, reconoce el "grave daño" causado por "verdaderos delitos", en relación a casos de pederastia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Iglesia católica chilena pidió hoy perdón por 'el grave daño' que han causado sus pecados, algunos de los cuales constituyen 'verdaderos delitos', dijo hoy el arzobispo de Santiago, el cardenal Francisco Javier Errázuriz. 'Los males que hemos causado de diferentes maneras, contradicen nuestra vocación cristiana, nos duelen y avergüenzan profundamente y quitan confiabilidad a la Iglesia', declaró el prelado durante la homilía de la denominada Misa por Chile.

El acto religioso contó con la presencia del presidente chileno, Sebastián Piñera, y de su esposa, Cecilia Morel. La ceremonia, celebrada en el Santuario de Maipú, en el oeste de la capital chilena, comenzó con el denominado Momento del perdón, en el que los obispos, sacerdotes y diáconos se pusieron de rodillas para pedir perdón.

Los religiosos imploraron a Dios 'su misericordia por las infidelidades en su caminar como Iglesia, por las faltas y pecados de la comunidad eclesial y sus miembros', según reza un comunicado difundido previamente por la Conferencia Episcopal de Chile. 'El grave daño que causan estos pecados, que a veces son verdaderos delitos, nos llevó a la petición de perdón con que hemos iniciado esta eucaristía', explicó el cardenal Errázuriz durante su alocución.

El pasado mes de abril, la Iglesia pidió perdón, por primera vez, por una veintena de casos de pederastia que han sido denunciados en los últimos años en el país y exhortó a las víctimas a denunciar a las autoridades eclesiásticas estos 'gravísimos delitos'. El caso más emblemático ha estado protagonizado por el sacerdote Fernando Karadima, de 80 años, al que cuatro antiguos feligreses acusaron de haber abusado sexualmente de ellos hace un par de décadas en una conocida iglesia de la capital chilena.

El magistrado Leonardo Valdivieso, del décimo Juzgado del Crimen de Santiago, decretó el pasado martes el cierre de la investigación civil abierta contra el párroco, que ha formado a cinco obispos, por estimar que las diligencias estaban agotadas. El pasado junio, el cardenal Errázuriz, mediante un decreto, pidió al Vaticano que inicie un juicio canónico contra Karadima, y se espera que la Santa Sede se pronuncie al respecto en los próximos días.

DISPLAY CONNECTORS, SL.