Publicado: 12.08.2015 12:40 |Actualizado: 12.08.2015 12:40

India reclama 90 millones de euros a Nestlé por vender fideos con plomo

La multinacional retiró del mercado indio los noodles precocinados de Maggi, una de las compañías del grupo, después de que varios estados del país prohibieran el producto por contener un exceso de plomo. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un paquete de noodles Maggi.

Un paquete de noodles Maggi.

NUEVA DELHI.- El Gobierno indio ha presentado una demanda por valor de casi 100 millones de dólares (unos 90 millones de euros) contra la multinacional Nestlé por la venta de unos noodles (pasta) precocinados de Maggi, una de las compañías del grupo, que contenían exceso de plomo y que fueron retirados del mercado.

"Se ha presentado una acción judicial colectiva en nombre del gran número de consumidores de Maggi en el país contra Nestlé por las prácticas comerciales injustas, la venta de productos defectuosos y la venta de noodles de avena Maggi sin permiso", según informó este miércoles el Gobierno indio en un comunicado.



El Ministerio de Consumo presentó una demanda ante la Comisión de Disputas de Consumo del país en la que reclama 639.957.000 de rupias (unos 98 millones de dólares), 355 millones de ellas (unos 54 millones de dólares) en concepto de daños por "negligencia, apatía y crueldad". La multinacional suiza afirmó en un comunicado que no ha recibido una notificación oficial de la demanda.

Nestlé decidió retirar del mercado indio sus populares noodles Maggi a principios de junio después de que varios estados del país decidieran prohibir el producto temporalmente por contener un exceso de plomo.

Las autoridades de Nueva Delhi realizaron pruebas a 13 unidades del producto en las que en 10 casos se hallaron niveles de plomo de entre 3,05 y 4,09 partes por millón cuando lo permitido por la legislación es de 2,5. Además, en cinco de los casos se halló glutamato monosódico sin indicarlo en la etiqueta. Nestlé ha defendido sus productos desde que estalló el caso afirmando que no contienen niveles de plomo más altos de lo normal.

Los noodles de Maggi llegaron a la India en 1982 y el producto se ha convertido en una de las comidas más populares en el gigante asiático debido a su bajo precio (entre 10 y 25 rupias -15 y 40 céntimos de dólar-) y su rápida preparación en solo dos minutos.

Hasta ahora, las pequeñas bolsas de Maggi con raciones individuales de noodles podían encontrarse en cualquier tienda de la India e incluso existen puestos callejeros de comida especializados únicamente en la preparación de esa pasta.