Público
Público

"Nos interesa más imitar el Erasmus que el plan Bolonia"

Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A diferencia de muchos de sus colegas europeos, que recelaron del espacio común de títulos (plan Bolonia), los rectores iberoamericanos reunidos esta semana en Guadalajara (México) en torno a la iniciativa social del Banco Santander, Universia, han llegado a la conclusión de que el Espacio Iberoamericano del Conocimiento es el futuro. El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, de 300.000 alumnos), José Narro, habla como portavoz de todos ellos.

Un banquero llega con 600 millones de euros y reúne a más de mil universidades para crear un espacio común iberoamericano. ¿Esta iniciativa no supone casi una suplantación del poder público?

El sector privado forma parte de los estados nacionales. Yo sí creo que le corresponde a los gobiernos tomar iniciativas. Resulta que hace 12 años tomó la iniciativa un grupo empresarial que la ha venido liderando haciendo esfuerzos importantes. Hay que reconocer el esfuerzo de Universia, pero desearía ver a los gobiernos de los países iberoamericanos más comprometidos con la educación superior. Se han hecho esfuerzos importantes, pero no es suficiente.

¿No es incoherente hablar de movilidad de profesores y estudiantes, y de desarrollo de investigación en una región donde la mayoría de los jóvenes no accede a la universidad?

'Deseo un mayor compromiso de los gobiernos con la educación superior'

La desigualdad es uno de los principales problemas. Porque la equidad está en el corazón de lo que buscamos. En España tienen dos tercios de alumnos con posibilidades de ir a la universidad, en Argentina, lo mismo.

Pero en México estamos por debajo del 30%. Las tecnologías podrían ayudarnos a mejorar la calidad de la enseñanza superior de una manera más barata.

Con los niveles de pobreza en su país, ¿es una utopía hablar de un espacio iberoamericano universitario?

Un mundo que no se plantee utopías genera la sociedad más aburrida en la cotidianeidad. Pero no se trata sólo de eso, este proyecto ha empezado ya hace tiempo. La UNAM, por ejemplo, ha firmado un convenio de colaboración de dobles titulaciones con la Universidad de Las Palmas .

En Europa, se acusó al plan Bolonia de poner la universidad al servicio del mercado. ¿Cómo afrontará el espacio iberoamericano ese desafío?

No nos hemos planteado hacer nuestro propio plan Bolonia, no estamos en el momento de buscar homologaciones de títulos en ese sentido. Si me dice si estamos buscando un Erasmus, yo digo que sí. Nos interesa que los alumnos se muevan, que compartan experiencias.

¿Temen ir camino de una universidad de elites?

De ninguna manera. En México, la educación superior es el resultado de una mezcla de lo público y lo privado, pero donde la mayoría estudia en el sector público. Un exceso del papel privado podría dejar de lado aquellas enseñanzas artísticas de humanidades que no son rentables para las empresas. El futuro es la ciencia y el conocimiento, pero junto con las humanidades.