Público
Público

Las inundaciones destruyen la agricultura de Pakistán

La catástrofe causará pérdidas de entre 3.000 y 4.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras las inundaciones devastan ahora el sur de Pakistán, son muchas las voces que empiezan a alertar del enorme daño que las aguas dejarán en la economía local. Esta catástrofe natural provocará una pérdida de entre un 2% y un 3% del PIB (de 3.000 a 4.000 millones de euros), según el Gobierno paquistaní.

Las cifras son aún estimaciones, ya que el agua todavía cubre buena parte del país, pero ya se pueden prever las demoledoras consecuencias que tendrá: por ejemplo, la pérdida de cientos de miles de hectáreas de cultivo en un país en el que un 20% del producto interior y casi la mitad del empleo procede del sector agrícola. El Banco Mundial ha valorado en casi 800 millones de euros las cosechas perdidas.

La ONU descarta por ahora que haya casos de cólera confirmados

'Ahora que el agua empieza a bajar en algunas zonas del norte, estamos viendo áreas que han perdido todas sus cosechas', explica David Doolan, un responsable en Pakistán de la Organización de la ONU para Agricultura y Alimentación (FAO). El daño a la agricultura es especialmente significativo en la provincia del Punjab, que produce tres cuartas partes del cereal cosechado en el país.

'Cuando se vaya el agua veremos la capa de sedimentos que deja y cómo se puede eliminar para poder volver a cultivar, pero también habrá que rehacer todas las infraestructuras dañadas, tanto de transporte como de riego', añade Doolan. La ONU estima que un tercio de los distritos del país han quedado inundados.

Lo más grave es el caso de las pérdidas de cosechas de trigo, que representa la base tanto de la producción de cereales de Pakistán como de la alimentación de sus habitantes. 'Es lo que comen la mayoría de los paquistaníes, sobre todo los pobres, con el agravante de que muchos no lo compran, sino que lo tienen que cultivar para poder comer', explica Doolan.

Las autoridades de Islamabad hablan de 20 millonesde damnificados

Las aguas también arrasaron, según la FAO, más de medio millón de toneladas de trigo almacenadas tras la cosecha de primavera. El Ministerio de Agricultura paquistaní informó de enormes pérdidas en las cosechas de algodón, azúcar, arroz o tabaco.

El portavoz de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Maurizio Giuliani, insiste en que el impacto de las inundaciones será de largo recorrido: 'En el plazo corto hacen falta cientos de millones de euros, pero a largo plazo van a hacer falta miles de millones por los daños agrícolas, de infraestructuras y servicios básicos como educación y salud'. 'El país va a quedar muy mal y en el futuro hablaremos de Pakistán en términos de antes y después de estas inundaciones', afirma.

De momento, las agencias y organizaciones humanitarias se centran en salvar vidas y en llevar asistencia a los seis millones de personas que dependen totalmente de su ayuda para sobrevivir. En todo el país, ya son 14 millones las personas afectadas por las inundaciones, aunque las autoridades de Islamabad hablan de 20 millones.

La otra gran preocupación es evitar las epidemias causadas por el agua, que pueden aparecer en cualquier momento. La ONU habla por ahora de 36.000 personas con 'diarrea aguda', aunque descartó ayer que haya casos de cólera.