Público
Público

La ira por el vídeo de Mahoma se extiende a Sudán y Túnez

Más de 5.000 personas se concentraron frente a la embajada alemana. El edificio fue tomado e incendiado. La embajada de EEUU en Túnez ha sufrido otro ataque. En Egipto y Yemen se han produ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las protestas en el mundo islámico por el vídeo La inocencia de los musulmanes, de un director presuntamente israelí y cuya identidad cada vez despierta más dudas, se han generalizado este viernes con ataques y enfrentamientos en numerosos países. Los sucesos más violentos han tenido lugar en Sudán, donde varios miles de personas se agolparon frente a la embajada de Alemania en Jartum, asaltando el edificio y prendéndole fuego. Los ataques se reprodujeron después contra las legaciones de Reino Unido y EEUU en la capital sudanesa sin que las fuerzas de seguridad intervinieran para impedirlo. 

A primera hora de la tarde la embajada de EEUU en Túnez era asaltada también. Según las primeras informaciones, un grupo numeroso de personas consiguió trepar por la reja del complejo penetrando al interior del jardín y prendiéndole fuego a varios árboles. Las imágenes de la cadena qatarí Al Yazira muestran amplias columnas de humo negro que salen de la zona. Las fuerzas de seguridad están usando munición real para dispersar las protestas. La agencia Reuters informó de que hay al menos cinco personas heridas por los disparos de la Policía. En torno a las cinco de la tarde fue incendiada también una escuela estadounidense en la capital tunecina.

A lo largo del día se han producido situaciones similares en multitud de países, con manifestaciones violentas en Nigeria, Pakistán, Afganistán, Irak, Bangladesh, Irán, Turquía y Líbano, donde ha habido un muerto.

En Bruselas, donde se ha convocado una manifestación esta tarde, las autoridades de EEUU recomendaron a todo su personal salir del edificio antes de tiempo. El jefe de prensa de la sede aclaró al diario Le Soir que no se trataba de una evacuación sino de una simple medida de precaución.

En la capital de Sudán, más de 5.000 personas se manifestaron esta mañana contra el vídeo del profeta. Se agolparon en la embajada de Alemania y finalmente asaltaron e incendiaron el edificio, que se encontraba vacío en ese momento. La Policía, según la agencia Reuters, no intervino en ningún momento. Varios medios dijeron que este ataque se habría llevado a cabo como venganza porque el Gobierno alemán permitiera el mes pasado una manifestación neonazi en la que se pudieron ver pancartas con caricaturas de Mahoma.

Después la turba se dirigió a las embajadas de Reino Unido y EEUU, donde según la cadena qatarí Al Yazira se estarían produciendo actos similares. El personal de la embajada 'está a salvo por ahora', según dijo el ministro de Asuntos Exteriores Guido Westerwelle, quien reclamó al Gobierno del dictador Omar Al Bashir que cumpla con su obligación de proteger al embajador. 

En Nigeria, donde la secta islamista radical Boko Haram ha asesinado a cientos de personas este año, el Gobierno desplegó a la polícía y subió los niveles de seguridad en todas las misiones diplomáticas. AFP además informa de asaltos a restaurantes estadounidenses en Líbano o de un intento de ataque a la embajada en Islamabad, Pakistán.

En la ciudad libanesa de Trípoli falleció una persona en los enfrentamientos con el Ejército que intervino para impedir el asalto de un edificio del Gobierno. 

La embajada alemana en Jartum ha sido asaltada este viernes. AFP

En Yemen, la policía militar y el Ejército bloquearon a primera hora de la mañana todas las calles que dirigen a la delegación estadounidense, pero los manifestantes se congregaron de todas formas, blandiendo pancartas y gritando eslóganes contra la película. Las fuerzas de seguridad realizaron disparos de advertencia y utilizaron cañones de agua contra cientos de manifestantes. 'Hoy es tu último día, embajador', y 'América es el diablo', se leían en algunas pancartas.

Al menos una persona murió y 15 resultaron heridas en la manifestación del jueves Los medios locales informaron el viernes que un grupo de marines de EEUU habían llegado el jueves al aeropuerto internacional de Saná para reforzar la seguridad de la embajada. La noticia fue confirmada por el Pentágono por la tarde, que explicó permanecerán allí hasta que se calme la situación.

Al menos una persona murió y 15 resultaron heridas en la manifestación del jueves, que empezó como una marcha pacífica pero rápidamente se tornó violenta cuando los manifestantes arrojaron piedras y carteles antes de atacar las oficinas de seguridad y el recinto diplomático.

Ningún empleado de la embajada estadounidense resultó herido, pero el presidente yemení, Abd Rabbu Mansur Hadi, condenó el ataque, diciendo que abrirá una investigación.

En El Cairo, que fue el punto de partida de las protestas el pasado miércoles, se registraron enfrentamientos entre la Policía y cientos de personas que querían volver a tomar la embajada de EEUU. Ayer, los Hermanos Musulmanes llamaron a manifestarse en todo el país. Las fuerzas de seguridad desalojaron la plaza pero inmediatamente después los manifestantes volvieron l lugar de partida.Los accesos a la embajada permanecen cortados con grandes barricadas.

El ambiente está muy caldeado y según la cadena se han podido ver pancartas con la leyenda: 'Los musulmanes y los cristianos están obligados a matar a Morris Sadek y Sam Bacile y cualquiera que participó en la película. El primero es un copto ultra conservador egipcio y el segundo el presunto autor de la cinta.