Público
Público

Irak anuncia la visita de Ahmadineyad

Washington se ve obligado a aceptar el viaje de su peor enemigo en Oriente Próximo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mayor enemigo de EEUU en Oriente Próximo realizará en las próximas semanas una visita oficial al país que cuenta con una presencia de 160.000 soldados norteamericanos dentro de sus fronteras. Mahmud Ahmadineyad viajará a Irak el 2 de marzo una vez que el Gobierno iraquí ha convencido a EEUU de que necesita tener su propia política exterior.

La paradoja no lo es tanto si se tienen en cuenta las necesidades iraquíes. Los partidos que dominan el Gobierno iraquí tienen relaciones históricas con Irán, y lo mismo ocurre con uno de los dos principales partidos kurdos. Varios ministros iraníes han visitado Irak a pesar de las reticencias de Washington.

Tanto el presidente iraquí, el kurdo Yalal Talabani, como el primer ministro, Nuri al Maliki, han viajado a Irán y se han reunido con Ahmadineyad.

“La visita es significativa en la medida en que Irak pretende tener buenas relaciones con Irán y porque no debe haber interferencias en los asuntos internos de Irak”, dijo ayer el portavoz del Gobierno de Maliki.

El Pentágono acusa a Irán de fomentar la violencia en Irak y de armar a las milicias chiíes con explosivos que han costado la vida a centenares de soldados norteamericanos. Sin embargo, la mayor parte de estas bajas se han producido en emboscadas y atentados protagonizados por la insurgencia suní, y no por las milicias apoyadas por Irán.

Washington no quiso ayer aparentar que estaba en contra de una visita que desmiente algunas de sus acusaciones contra Teherán. El portavoz del Departamento de Estado comentó ayer que EEUU no considera que la futura visita de Ahmadineyad sea una provocación. Al contrario, cree que Irán puede jugar un papel positivo en el futuro. Cuando le preguntaron si el embajador de EEUU en Bagdad podría entrevistarse con Ahmadineyad, el portavoz sonrió y respondió: “No creo que eso se produzca”.

Irak tiene de hecho relaciones mucho peores con los países suníes de Oriente Próximo, es decir, con los aliados de EEUU. El ministro iraquí de Exteriores lo confirmó ayer al quejarse de la ausencia de representación diplomática de estos países.

El ministro Hoshiyar Zebari dijo a Reuters que es “una vergüenza” que los embajadores no hayan llegado. “Creo que se debe a razones políticas, no a los problemas de seguridad. Se niegan a conferir legitimidad a un Gobierno que se originó en una invasión extranjera”, explicó Zebari.

Las presiones de EEUU sobre sus aliados no han fructificado. Jordania cuenta con un representante en Bagdad, pero por razones de seguridad pasa más tiempo en Ammán que en la capital iraquí.

Muertes por error

Por otro lado, tropas estadounidense mataron a seis miembros de una milicia suní que combate contra Al Qaeda y a dos mujeres en un confuso intercambio de disparos en la provincia de Salahedín, al norte de Irak, informaron a Efe fuentes policiales, que atribuyeron el tiroteo a un error. Los milicianos dispararon a un helicóptero que aterrizó en el pueblo que vigilaban lo que desencadenó un tiroteo.