Público
Público

Irán abrirá este mes su primera planta atómica

Ha sido construida por ingenieros rusos a orillas del Golfo Pérsico. El día 21 se empezará a cargar con combustible el reactor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ver mapa más grande

 

La primera planta atómica de Irán, Bushehr, se pondrá en marcha el próximo 21 de agosto. El complejo ha sido construido por ingenieros rusos y está situado a orillas del Golfo Pérsico.

La semana que viene, los especialistas enviados por Moscú comenzarán a cargar el reactor nuclear con el fuel necesario para que funcione, aunque la Agencia nuclear estatal rusa, Rosatom, especificó esta mañana que pasarán varios días hasta que comience a funcionar.

El complejo de Busher tendrá 1.000 megavatios de potencia y a su inauguración acudirán el jefe de Rosatom, Serguéi Kirienko, y el director de la Organización de la Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi, según la agencia rusa Interfax.

Las autoridades iraníes confirmaron este viernes que la planta está preparada. 'Todas las obras de instalación de equipos y las pruebas han concluido, la central nuclear está lista y se encamina hacia su puesta en marcha', dijo a la televisión estatal iraní Mahmud Jafari, alto funcionario que supervisa la construcción de Bushehr.

El jefe de la agencia nuclear rusa declaró el mes pasado que la primera etapa de preparativos para la puesta en marcha de Bushehr terminaría antes de finalizar agosto. Kirienko precisó que esta primera etapa incluía el traslado del combustible nuclear hasta el reactor, para que fuera cargado en el interior durante la segunda.

Rusia siempre ha aceptado que el único interés nuclear iraní está en la producción de energía En la tercera etapa, la planta debe conseguir el nivel mínimo controlado de funcionamiento. El directivo ruso negó que la imposición de sanciones internacionales a Irán afectara a la construcción de Bushehr, al explicar que las dos fases del ciclo nuclear de la planta que pueden ser utilizadas tanto con fines civiles como militares tienen lugar en territorio ruso.

Kirienko se refirió al enriquecimiento de uranio y el reciclaje del combustible nuclear utilizado para el funcionamiento de la central de Bushehr. Con el beneplácito del OIEA y pese a las críticas de Estados Unidos, Rusia suministró durante los últimos años a Irán combustible nuclear con destino a Bushehr.

Rusia ha mantenido siempre que 'la parte iraní ha dado garantías escritas adicionales de que el combustible será empleado exclusivamente en la central' para la generación de electricidad. Además, Moscú y Teherán suscribieron a principios de 2005 un protocolo adicional sobre la devolución a Rusia del combustible nuclear usado en la central atómica.

Bushehr debería haber comenzado a funcionar primero en 2007 y luego en 2009, pero en noviembre del pasado año Rusia anunció que aplazaba su puesta en marcha hasta este año, sin explicar los motivos, lo que provocó el descontento de Teherán