Público
Público

Irán advierte a los países que adopten sanciones

Ahmadineyad asegura que Teherán hará que "se arrepientan"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, advirtió ayer que tomará represalias contra todos los países que se sumen a las sanciones impulsadas por Occidente como castigo por el desarrollo del programa nuclear iraní, que se sospecha que puede tener objetivos militares.

'Si alguien hace cualquier cosa contra Irán', proclamó Ahmadineyad, 'nuestra respuesta no será como en el pasado. No, sin duda reaccionaremos con suficiente firmeza como para hacer que se arrepientan'. Su advertencia se produjo poco después de que se supiese que Rusia ha rubricado con Estados Unidos y Francia una misiva dirigida a la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) en Viena, en la que las tres potencias aseguran que el enriquecimiento de uranio hasta un 20%, emprendido por Irán hace una semana, es 'totalmente injustificado'.

Moscú se suma así a Washing-ton y París en su rechazo del argumento iraní de que necesita ese combustible para su reactor experimental médico. La comunidad internacional se ha ofrecido a proporcionar a Teherán barras de uranio enriquecido al 20%. El Gobierno iraní rechaza la oferta porque exige que el intercambio de combustible radiactivo se realice dentro de Irán.

'Si Irán sigue adelante con esta escalada [enriqueciendo uranio al 20%], despertará nuevos temores sobre sus intenciones nucleares', subraya la carta dirigida a la OIEA.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha anunciado que impulsará una nueva serie de sanciones internacionales contra Irán para disuadir a Teherán de continuar con sus planes nucleares, y su secretaria de Estado, Hillary Clinton, está tratando de recabar apoyos para esa estrategia.

Clinton acusó al régimen iraní de estar convirtiéndose en una dictadura militar

Clinton acusó al régimen iraní de estar convirtiéndose en una dictadura militar e hizo un llamamiento a los iraníes: 'Podéis oponeros a Estados Unidos y aun así no querer ver a vuestro país, con su historia y su cultura, precipitarse por esa vía' dictatorial.

No obstante, la secretaria de Estado no logró convencer a los dirigentes de Arabia Saudí de que empleen su influencia sobre China (como principal suministrador de petróleo al gigante asiático) para que apoye en el Consejo de Seguridad de la ONU la adopción de nuevas sanciones contra Teherán. Tras la visita de Clinton a Riad, el ministro saudí de Exteriores subrayó que su país prefiere 'una solución más inmediata' que el largo proceso de negociación de sanciones internacionales.

Entretanto, el ministro de Exteriores turco, Ahmed Davutoglu, visitó ayer Teherán para tratar de mediar en la disputa nuclear. Ankara está tratando de convencer al Gobierno iraní de que acceda a almacenar su combustible nuclear en territorio de Turquía, algo que Irán rechaza porque pertenece a la OTAN.

La oferta de la OIEA a Irán incluye garantías de que no se podrá bloquear ni incautar el combustible iraní, como dice temer Teherán.