Público
Público

Irán aumenta los esfuerzos en su plan de energía nuclear

Pone en funcionamiento una segunda serie de centrifugadoras, con lo que incumple las resoluciones impuestas por Naciones Unidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán ha puesto en funcionamiento nuevas máquinas de enriquecimiento de uranio con el fin de hacer más eficiente el proceso, informó el lunes la Agencia Internacional de laEnergía Atómica (AIEA). La República Islámica incumple así las sanciones impuestas por Naciones Unidas.

Al parecer, Irán ha establecido una segunda serie de centrifugadoras en la planta de Natanz, donde enriquece uranio al 20%.

'La AIEA puede confirmar que el 17 de julio, cuando los inspectores de la agencia estaban (en la planta experimental), Irán enriquecía material nuclear para las dos cascadas interconectadas de 164 máquinas centrifugadoras', declaró la portavoz de la AIEA Gill Tudor, que confirmó así la información publicada la semana pasada por el Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional, con sede en Washington.

Tudor recordó que el Gobierno iraní está incumpliendo las resoluciones de la ONU que instan a que suspenda el enriquecimiento de uranio y las actividades relacionadas.

Manteniendo dos cascadas, los técnicos iraníes pueden reutilizar las sobras de uranio poco enriquecido. Analistas extranjeros creen que la República Islámica ha alcanzado un nivel de enriquecimiento del 20 por ciento y que en cuestión de meses podría comenzar a producir bombas atómicas.

En este sentido, el próximo mes entrará en funcionamiento la primera central nuclear iraní, después de varios años de retrasos. En la construcción del reactor de Bushehr ha participado Rusia.

'Ahora mismo se está inspeccionando el equipamiento de la central energética de Bushehr y anuncio definitivamente que estará operativa en septiembre', dijo el presidente de la Organización de Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi, citado por la televisión estatal.

Por otro lado, vaticinó que las negociaciones con el grupo de Viena (Francia, Rusia, Estados Unidos y la AIEA) se reanudarán en dos o tres semanas para discutir el plan de intercambio de combustible nuclear.