Público
Público

Irán condena a una actriz a 90 latigazos y un año de cárcel

Marzie Vafamehr es la protagonista de un filme que denuncia la falta de libertad de expresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La participación en una película que explora los límites de la libertad de expresión de los artistas en Irán le ha costado a la actriz Marzie Vafamehr un año de prisión y 90 latigazos de castigo, según la web opositora iraní Kalameh. Nada más conocer la sentencia, dictada por un tribunal de Teherán, el abogado de la protagonista de Teherane man haray (Mi Teherán a subasta) interpuso un recurso ante una instancia superior.

Vafamehr, esposa del cineasta iraní Naser Taghvai, fue detenida a finales de junio por haber actuado en la película, que narra los problemas de una joven artista iraní que no puede desarrollar su gran pasión, el teatro, y se ve obligada a llevar una vida secreta. Entonces, conoce en una fiesta a un joven australiano de origen iraní que le propone, como válvula de escape a sus frustraciones, viajar a Australia y poder vivir allí sin miedo.

El marido de la actriz declaró a Kalameh que, además de Vafamehr, fueron detenidas otras ocho personas por haber colaborado en el filme, cuya producción contaba con permiso del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica. Todas fueron puestas en libertad excepto ella, que también fue procesada.

La actriz, que aparece en la película con pelo corto y sin pañuelo, está en la cárcel de Garchak (Baramin, provincia de Teherán). La prisión, ha denunciado su marido, es en realidad un antiguo gallinero que no reúne las mínimas condiciones de habitabilidad.

La película fue producida hace cuatro años por Garanaz Musavi, una ciudadana iraní residente en Australia. La filmó para su tesis universitaria y en ella participaron estudiantes con permiso de las autoridades. La cinta, que se presentó a varios festivales, llegó a Irán por vías desconocidas y se ha distribuido en el mercado negro, según Taghvai. 'Antes se vendía a un dólar y ahora, debido al proceso, se vende a unos seis', dijo el director. La presión sobre las cineastas y actrices ha aumentado en los últimos meses y varias han sido detenidas y condenadas a diversas penas.