Público
Público

Irán cree que la lapidación no es un tema de derechos humanos

Considera que Ashtiani está condenada por asesinato y pide a Occidente que no interfiera en sus leyes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Irán considera que el resto de países deberían cesar en sus intentos de convertir el caso de la mujer condenada a morir lapidada por cometer adulterio en un caso de derechos humanos. 

La condena a muerte a Sakineh Mohamadi Ashtiani , mujer de 43 años y madre de dos hijos, por mantener una relación sexual ilícita y por su implicación en el asesinato de su marido provocó las críticas internacionales. Brasil llegó a ofrecer asilo a la mujer y el Vaticano se pronunció contra el castigo 'brutal'.

Sin embargo, un portavoz gubernamental dijo que el furor creado al respecto estaba basado en informaciones falsas sobre el caso.

'Si liberar a todos los que han cometido un asesinato se percibe como un asunto de derechos humanos, entonces todos los países europeos deberían poner en libertad a todos los asesinos en sus países'.

Además, el caso de la lapidación ha tensado aún más las relaciones entre Irán y Occidente. En Francia, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, dijo que estaba horrorizado por la sentencia. 'No hay palabras para describir la barbarie. Condenamos tales actos, que no tienen justificación bajo ningún código moral o ético', dijo al Parlamento europeo en Estrasburgo. Reino Unido ha protestado por el 'castigo medieval' e Italia ha pedido un 'gesto de clemencia'.

Según el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional, Ashtiani fue condenada en 2006 por haber tenido una 'relación ilícita' con dos hombres recibiendo 99 latigazos como castigo. Posteriormente fue condenada por 'adulterio mientras estaba casada' y sentenciada a morir lapidada.

El abogado de Ashtiani, Mohammad Mostafaei, huyó a Europa para evitar ser detenido en julio y compareció el lunes en rueda de prensa con el ministro de francés de Exteriores, Bernard Kouchner, que le calificó como un 'héroe de los derechos humanos'.

Medios iraníes han sugerido que la sentencia por lapidación puede ser levantada, pero que Ashtiani podría ser ahorcada . Según Amnistía Internacional, Irán es el segundo país, después de China, en ejecuciones, con al menos 346 muertos en 2008. El asesinato, el adulterio, la violación, el robo a mano armada, la apostasía y el tráfico de drogas son penados con la muerte según la ley islámica, o sharia, en vigor desde la revolución islámica de 1979.